La administración de Clesa negocia la venta de un hotel y de la planta de Galicia para pagar a la plantilla

Actualizado 07/02/2012 15:56:02 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La administración concursal de Clesa ha trasladado a los representantes de los trabajadores que la empresa no dispone "a día de hoy" de medios económicos suficientes para hacer frente al pago de las indemnizaciones que se le adeuda a la plantilla, por importe de unos 12 millones de euros, informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

Para conseguir ingresos, los administradores han mantenido contactos con un interesado en la compra del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga), uno de los activos que adquirió la láctea a sociedades de Nueva Rumasa pese a no estar relacionado con su actividad ordinaria.

Igualmente, entre los proyectos de enajenación de bienes y derechos durante la fase común del concurso, también tienen abierto el proceso de venta de la fábrica de Clesa en Caldas de Reis (Pontevedra).

Representantes de los trabajadores se han entrevistado con el juez que tramita el concurso de acreedores y con la administración concursal para abordar el abono de las indemnizaciones pendientes y han reclamado un recargo del 4% por demora sobre el capital adeudado, petición que la administración concursal ha aceptado.

Los administradores explicaron a la plantilla que cuando se asumió la obligación de pago existían expectativas "más que razonables" de que los fondos existirían, pero no se han materializado por el "fracaso" de venta de las acciones de Cacaolat por parte del Juzgado de Madrid. La enajenación de la firma de batidos se ejecutará en el Juzgado de Barcelona que tramita su concurso.

Por este motivo, las expectativas actuales de ingresos de la administración concursal de Clesa se centran en la venta del hotel y de la planta de Galicia.

A ello se sumaría el ingreso procedente de la adjudicación de la unidad productiva de Cacaolat a la alianza integrada por Damm, Cobega y Victory Turnaround, si bien la administración concursal reconoce que no resulta sencillo determinar en qué momento puede disponer de la cantidad que reste, una vez satisfechos los créditos concursales y los créditos contra la masa.

En este sentido, la administración concursal ha expresado su inquietud por determinadas circunstancias que podrían complicar "extraordinariamente" la solución del problema, una de ellas la ejecución de la sentencia en la que se insta a Cacaolat a abandonar la planta de la calle Pujades de Barcelona, propiedad de Proactiva BCN La Marina.

"La ejecución de esta sentencia, sobre la que la administración concursal ya ha anunciado su intención de apelar, podría comprometer seriamente la adjudicación o el importe del dinero que en su día recibiera Clesa", señalaron las mismas fuentes.

Pese a ello, los trabajadores de Clesa recibirán una cantidad lineal de 600 euros cada uno esta semana y de 1.000 euros previsiblemente antes del próximo 21 de febrero, una vez vendidas las neveras de Helados Royne en Leganés (Madrid).

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies