La UE responsabiliza a EEUU del fracaso de la Ronda de Doha

Actualizado 24/07/2006 17:03:32 CET

BRUSELAS, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Comercio, Peter Mandelson, lamentó hoy la suspensión indefinida de las negociaciones de la Ronda de Desarrollo de Doha (RDD), de la que responsabilizó particularmente a la negativa de Estados Unidos de avanzar en sus concesiones, al mismo tiempo que reconoció la voluntad de la UE de haberse acercado a las posiciones de los países de emergentes -reunidos en el G-20_ y el reconocimiento de éstos de que Bruselas no cumpliría plenamente sus demandas.

En la reacción oficial difundida desde la ciudad suiza, Mandelson reprochó la actitud de Estados Unidos como la principal causa del fracaso y consideró que éste no sólo tendrá consecuencias económicas -como la paralización del proceso de supresión de las ayudas agrícolas por parte de los "países ricos"--, sino también "políticas" con el "debilitamiento" del sistema mundial de comercio.

Mandelson manifestó su "profunda decepción y tristeza", así como la de todos los países de la UE y de la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, por la suspensión de las negociaciones multilaterales. Esta fue la conclusión con la que finalizó la reunión este lunes en Ginebra del denominado G-6, que reúne a los países más activos en las negociaciones -la UE, Estados Unidos, Brasil, India, Australia y Japón--.

El encuentro de hoy debería haberse seguido por otras reuniones del G-6 durante el mes de agosto, un plan que finalmente no se llevará a cabo. Según anunció en Ginebra el ministro indio de Comercio, Kamal Nath, tras el fracaso de las negociaciones la suspensión del proceso de liberalización del comercio mundial "podría durar meses o años".

Mandelson consideró que todos los países del G6 cumplieron el mandato de "mayor flexibilidad" que enviaron los líderes del G-8 -los países más industrializados del mundo más Rusia_en la reciente cumbre de San Petersburgo, "excepto Estados Unidos".

"Estados Unidos no estaba dispuesto a aceptar, o incluso a reconocer, la flexibilidad que mostraron otros en la sala y, como resultado, me sentí incapaz de mostrar ninguna flexibilidad en el aspecto de los subsidios agrícolas", el asunto que enfrentó a Washington y Bruselas durante todas las negociaciones, ante las reclamaciones mutuas de mayores reducciones del otro.

"Rechazando cualquier indicación de flexibilidad en el futuro, Estados Unidos ha juzgado que sería mejor que el proceso de negociación se interrumpa en este punto", señaló Mandelson, que advirtió que la postura estadounidense supone "no mantener el espíritu de la cumbre (del G8) en San Petersburgo". "Las acciones tienen consecuencias y esta acción ha conducido a la suspensión de la Ronda", evidenció.

La negativa de Estados Unidos a ofrecer mayores concesiones en sus subsidios agrícolas también fue el motivo del "bloqueo" con el que concluyó la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se celebró en Ginebra a finales de junio.

ACERCAMIENTO AL G20

También igual que en aquella ocasión, Mandelson destacó la disposición de la UE de acercarse a las peticiones del G20 por lo que respecta a la reducción de tarifas agrícolas. Además de "lamentar profundamente" la suspensión de las negociaciones, señaló que Bruselas hubiera sido capaz de "hacer una mejora significativa de nuestra oferta de acceso al mercado agrícola", aproximando las reducciones arancelarias a las solicitadas por el G20 (un 56%), con el objetivo de conseguir el movimiento de los demás.

Mandelson también reconoció que los países del G20 "reconocieron que nuestro nivel de ambición no puede ser el que algunos exigen, pero desafío a cualquier que diga que es pobre", luego de lo cual recordó que Bruselas ofreció la eliminación del 100% de las restituciones a la exportación (en 2013, de la misma manera que se comprometió Estados Unidos), reducir un 75% el apoyo interno que más distorsiona el mercado y mostró "su disposición" para llegar hasta una reducción arancelaria del 50%.

"También indicamos que estábamos dispuestos a hablar sobre el número y el tratamiento de productos sensibles. Esto es más, mucho más de lo que nadie hubiese esperado de la UE", aseveró.

En opinión del comisario, la suspensión de la Ronda supone perder "ganancias tangibles" que ya se habían logrado para el mundo en desarrollo, incluidos los países más pobres.

Asimismo, señaló que se malograron "no solo nuevas oportunidades para el comercio en agricultura, bienes industriales y servicios, sino reglas comerciales más fuertes que puedan dirigir el crecimiento económico y el desarrollo para el mundo más necesitado". A este respecto, Mandelson aseguró que la UE mantendrá su sistema libre de cuota para los países menos desarrollados (llamado Todo Menos Armas).

NO HABRÁ ACUERDO MEJOR

Mandelson insistió en que con lo que estaba en la mesa actualmente "estamos cerca de un paquete mejor que cualquiera de los logrados en rondas comerciales previas" y señaló que "decir que no hay nuevo acceso al mercado sobre la mesa es simplemente falso".

En este sentido, aseguró que "la UE presionará sin descanso" y opinó que "no se logrará un mejor acuerdo en facilitación comercial". "Y quizá lo más importante de todo, no tenemos de una vez por todas un programa multilateral para una reforma fundamental en subsidios agrícolas en el mundo rico que sería la piedra angular de Esta Ronda", señaló Mandelson

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies