UPA rechaza la reforma del vino porque supone una "reestructuración salvaje" del sector

 

UPA rechaza la reforma del vino porque supone una "reestructuración salvaje" del sector

Actualizado 22/06/2006 19:38:21 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

UPA aseguró hoy que la reforma del sector del vino propuesta por la Comisión Europea es una "reestructuración salvaje" basada en una clara intención liberalizadora que supondrá la desaparición de pequeñas y medianas explotaciones vitivinícolas familiares en beneficio de otras de tipo empresarial.

La asociación agraria considera "un escándalo" que la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del vino plantee el arranque de 400.000 hectáreas de viñedo "de manera indiscriminada" y advierte de que "no va a tolerar" que más del 90% se produzca en España.

UPA recalca que está "en total desacuerdo tanto con los argumentos como con las líneas de actuación que plantea la Comisión Europea, basados en una clara intención liberalizadora", por lo que insta al Gobierno español que inicie de forma inmediata reuniones con todo el sector para crear un frente de amplio rechazo a la reforma.

A su parecer, la iniciativa de Bruselas "debe ser modificada en su práctica totalidad", porque aunque es necesario reformar la actual OCM, ésta debe garantizar la renta de los agricultores, asignar a España un presupuesto similar a la partida presupuestaria histórica recibida en los últimos años, entre otros aspectos.

La organización que lidera Lorenzo Ramos también propone condicionar las ayudas y apoyos al sector industrial y comercializador a compromisos con los viticultores para garantizar unos precios en origen dignos, así como evitar la aplicación del pago único.

La Comisión Europea propuso hoy una "reforma radical" del sector del vino en Europa que, entre otros aspectos, contempla eliminar de manera voluntaria y con compensaciones 400.000 hectáreas de cultivo en cinco años, todos los tipos de ayudas a la destilación y la supresión del sistema de derechos de plantación en 2013.

Estos elementos figuran en el documento que aprobó sin discusión el colegio de comisarios, dando inicio a las consultas y negociaciones para reformar OCM del vino en Europa. El texto será sometido a consulta y examen por parte de los Estados miembros y del sector, después de lo que Bruselas espera presentar una propuesta legislativa en diciembre de este año o enero de 2007.

En términos generales, la Comisión apuesta por "una profunda reforma" con el objetivo de "aumentar la competitividad de los productores de vino, reforzar la oferta y la demanda y simplificar las normas". Pero al mismo tiempo "preservando las mejores tradiciones europeas en materia de elaboración del vino y reforzando el tejido social y medioambiental de muchas zonas rurales", según un documento del Ejecutivo comunitario.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies