Iberia sella con UGT, CCOO y ASETMA un preacuerdo sobre el convenio del personal de tierra

Actualizado 02/02/2006 14:49:46 CET

Congela la base salarial hasta 2007, da mayor peso a la retribución variable y recoge un pago único de 18 millones a los empleados. Seis sindicatos minoritarios no participan del acuerdo y mantienen las movilizaciones contra el Plan Director 2006/08.

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La dirección de Iberia y los sindicatos mayoritarios UGT, CCOO y ASETMA han alcanzado un principio de acuerdo sobre el XVI convenio colectivo del personal de tierra de la aerolínea, con vigencia desde el 1 de enero de 2005 y hasta el 31 de diciembre del 2006. Seis sindicatos minoritarios, que representan al 25% de la plantilla de tierra, no participan del acuerdo y mantienen las convocatorias de huelga previstas en contra del Plan Director 2006/08 de la compañía.

El preacuerdo alcanzado por Iberia y los sindicatos mayoritarios contempla la congelación de la base salarial durante la vigencia del convenio y concede un mayor peso a las retribuciones variables ligadas a los beneficios del grupo, explicaron a Europa Press fuentes de la aerolínea. Asimismo, la compañía realizará el próximo mes de marzo un pago único de 18 millones de euros a todos los trabajadores de tierra que estaban en activo durante el pasado ejercicio.

Asimismo, el nuevo convenio contempla la transformación de los contratos de 1.600 trabajadores, entre fijos a tiempo parcial y fijos a tiempo completo, de los que aproximadamente 1.000 son de eventuales a contrato indefinido. Asimismo, el convenio contempla que los contratos de duración determinada podrán ser por un máximo de 12 meses en un período de 18. "Con ambas medidas se pretende una mayor estabilidad en el empleo, al tiempo que el personal eventual podrá beneficiarse de las ventajas de períodos más largos de contratación", indicó la compañía en un comunicado.

El nuevo convenio del personal de tierra recogerá, igualmente, medidas de mejora de la productividad, tales como una nueva regulación de las horas extraordinarias y un nuevo sistema de movilidad geográfica, indicó la aerolínea sin ofrecer más precisiones sobre la articulación de estas iniciativas ni sobre en qué medida permitirán aumentar la productividad.

Paralelamente, el XVI convenio ampliará la carrera profesional del personal administrativo y de servicios auxiliares, estableciendo un nuevo nivel de entrada y otro adicional, en el nivel superior, en la categoría de ejecución/supervisión. En la Dirección de Mantenimiento se crea una nueva área de trabajo para el colectivo de agentes auxiliares. Asimismo, dirección y sindicatos han acordado incrementar tanto el plus de área para el personal administrativo y de servicios auxiliares, como el de función de los agentes de servicios auxiliares, al tiempo que se establece un plus adicional para el personal fijo de actividad continuada a tiempo parcial (FACTP).

Seis sindicatos minoritarios con representación en el colectivo de tierra --CGT, CNT, CTA, CISA, SEPHA e Intersindical Canaria-- no participan del acuerdo y se disponen a mantener las movilizaciones contra las medidas recogidas en el nuevo Plan Director de la compañía, confirmaron a Europa Press fuentes de estas organizaciones, que mostraron su "rechazo frontal" a las medidas recogidas en el preacuerdo.

Estos seis sindicatos mantienen los paros parciales de seis horas todos los jueves de forma indefinida y han convocado una jornada de huelga de 24 horas para el próximo domingo, 5 de febrero, coincidiendo con la inauguración de la nueva terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, en la que empezará a operar Iberia.

PACTAR LOS CONVENIOS ANTES DE ABRIL.

El presidente de Iberia, Fernando Conte, ya señaló el pasado mes de enero que los planes de la compañía pasaban por cerrar de forma definitiva durante el primer trimestre del año los acuerdos con los sindicatos sobre los nuevos convenios colectivos de la compañía. No obstante, Conte admitió que las negociaciones con las organizaciones sindicales estaban resultando "muy difíciles", y muy especialmente con el colectivo de pilotos.

Una vez alcanzado un principio de acuerdo para el convenio del personal de tierra, Iberia tiene ahora que negociar con los sindicatos de los colectivos de pilotos y de tripulantes de cabina la implementación en sus convenios colectivos de las medidas laborales que contempla el Plan Director 2006/08. Un proceso negociador que previsiblemente seguirá siendo agitado: los sindicatos de pilotos SEPLA y de tripulantes de cabina SITCPLA han amenazado abiertamente con la convocatoria de jornadas de huelga.

El Plan Director elaborado por la dirección de Iberia contempla un recorte del 9% de la plantilla a lo largo de los próximos tres años mediante la supresión de un total de 2.164 empleos. La compañía introducirá, asimismo, otra batería de medidas para reducir sustancialmente su cuenta de costes laborales: congelación salarial de toda la plantilla; sustitución de retribuciones fijas por otras variables ligadas a los resultados de la compañía; introducción de nuevos sistemas de devengo de la antigüedad y de promoción de empleados; así como la aplicación de condiciones contractuales inferiores al nuevo personal de la compañía.

El personal de vuelo, paralelamente, se verá afectado por otras iniciativas de aumento de la productividad, como el incremento de los días de actividad, el aumento de los límites de horas de vuelo o la multilicencia de tripulaciones para operar en todos los segmentos del mercado. Nuevas condiciones laborales, todas ellas, que han de ser pactadas con los sindicatos para su implementación en los nuevos convenios colectivos de la compañía.

Europa Press Comunicados Empresas