Economía.- (Ampl.) Manuel Jove dice que Martinsa condicionó la compra de Fadesa a la adquisición de terrenos de México

Martinsa Fadesa
MARTINSA FADESA
Actualizado 10/09/2012 20:35:52 CET

En el juicio, que ha comenzado en el Mercantil número 1 de A Coruña, Fernando Martín lo niega y dice que le "engañaron"

A CORUÑA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Fadesa Manuel Jove ha manifestado que Martinsa condicionó la compra de su entonces compañía inmobiliaria a la adquisición de los terrenos de México por los que ahora le reclaman 108 millones de euros.

El empresario asegura, además, que el importe que se fijó para la compraventa de dichos terrenos, de 118 millones de euros, "fue el justo" y el que estaba "en el mercado".

Así lo ha indicado Manuel Jove en la vista del juicio que ha comenzado este lunes en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña como consecuencia de la demanda presentada en 2010 contra él y el exconsejero delegado de Fadesa Antonio de la Morena por la administración concursal de Martinsa en relación con la venta de estos terrenos de México.

Por contra, el presidente de Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, que ha declarado como testigo de la administración concursal después de que el juez aceptase su testimonio y el de otro empleado de la empresa, director de la compañía en México, ha negado estas afirmaciones y ha manifestado que le "engañaron" en relación con el valor de estos terrenos.

Después de que el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña rechazase el acuerdo alcanzado entre las partes por entender que perjudicaba a terceros y denegar la solicitud del presidente de Martinsa de personarse en el proceso, este lunes ha comenzado el juicio en el que, pese a su anterior decisión, ha vuelto a instar a las partes a llegar a un acuerdo.

DAÑO "CONSCIENTE" A LA SOCIEDAD.

Tras las cuestiones procesales previas, en las que ha rechazado, a petición de los letrados de los demandados, defectos legales en la demanda y ha admitido nueva documentación aportada por los abogados de la administración concursal, además de sus dos testigos, ha proseguido el juicio con la declaración de Manuel Jove y el exconsejero delegado de Fadesa Antonio de la Morena.

Para los abogados de la administración concursal de Martinsa-Fadesa, los demandados hicieron "un daño consciente a la sociedad" por la venta de unos terrenos "a un precio superior al del mercado", según ha señalado una de las letradas. Por ello, reclaman el pago de 108 millones de euros y que se condene a Jove y De la Morena a indemnizar lo que han tildado de "conducta dolosa".

ORIGEN DEL PROCESO.

Los terrenos están ubicados en el Estado mexicano de Baja California, en Loreto, y fueron adquiridos por Manuel Jove a título particular en 2004, cuando la empresa que entonces dirigía (Fadesa) no tenía interés en estar presente en el mercado mexicano.

Dos años después, en 2006, en el marco del acuerdo de compraventa de Fadesa, Martinsa adquirió los terrenos. En 2010, la administración concursal de Martinsa Fadesa presentó, poco antes de que en marzo de 2011 la inmobiliaria superara el concurso y, por tanto, los administradores cesaran de sus cargos, una demanda por esta operación.

"INTERÉS" DE MARTINSA.

En el juicio, Manuel Jove ha argumentado que Fadesa no adquirió los terrenos en 2004 porque "no era aconsejable" por su salida a Bolsa y ha insistido en que pagó 1,2 millones de euros con su "patrimonio". Además, ha indicado que fue "el interés" del presidente de Martinsa el que le llevó a venderle estos terrenos.

"Si no me vendes esa finca, no te compro la empresa", ha afirmado Jove que le llegó a decir Fernando Martín en las negociaciones sobre la compra de Fadesa. Asimismo, negó que se fijase entonces una cantidad económica. "El precio de venta se estableció por lo que valía la zona", ha indicado el expresidente de Fadesa.

Sobre si el suelo era o urbanizable, Jove ha señalado que "era rústico cuando se compró" pero ha añadido que cuando lo vendió "solo faltaban las licencias de construcción", ha sentenciado.

CAMBIO DE USO DEL SUELO.

Mientras, el exconsejero delegado de Fadesa Antonio de la Morena ha coincidido en que estos terrenos "con toda seguridad" acabarían en manos de Fadesa si no hubiera prosperado la venta a Martinsa.

Además, ha añadido que en 2006 "tenían el cambio de uso y eran urbanizables". En cuanto a la ausencia entonces de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), ha argumentado que se trata de "trámites de desarrollo de un suelo, pero que no ponen en duda la edificabilidad".

Por el contrario, el director en México de Martinsa-Fadesa, Carlos Hugo, ha afirmado que "para poder hacer algo" en ese país "es necesario presentar la MIA". "Sin ella no se puede hacer nada", ha precisado en relación al debate sobre si los suelos eran o no urbanizables.

TESTIMONIO DE FERNANDO MARTIN.

Mientras, el presidente de Martinsa-Fadesa sostuvo que Manuel Jove se comprometió a venderle los terrenos por el mismo precio que los había adquirido y que no fue hasta 2008 cuando descubrió que "no valían" lo pagado.

"Estoy seguro de que me engañaron", ha indicado al culpar a los entonces representantes de Fadesa en México de la informaciones en las que se aseguraba que se construiría un complejo turístico con una inversión de 4.000 millones de euros.

Por otra parte, ha argumentado que si no hubo una demanda por estos terrenos fue porque "formaban parte de otra más grande contra Jove", ha señalado. No obstante, preguntado por su valor actual, lo ha cifrado en torno a los 102 millones de euros. "Se lo dí yo con mi gestión", ha sentenciado en el juicio que está previsto que concluya este jueves, día 13.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies