(Ampliación) La CAI confirma la retirada de su oferta por Alitalia, que se sitúa al borde de la quiebra

 

(Ampliación) La CAI confirma la retirada de su oferta por Alitalia, que se sitúa al borde de la quiebra

Actualizado 18/09/2008 21:01:10 CET

Berlusconi considera que la situación es "dramática" y denuncia la "gravísima responsabilidad" de los sindicatos que no apoyaron el plan de la CAI

ROMA, 18 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

La CAI, el consorcio empresarial italiano que estaba dispuesto a comprar la parte sana de Alitalia, retiró hoy por unanimidad y definitivamente su oferta por la compañía de bandera italiana, según informó el grupo a través de un comunicado oficial.

Los empresarios italianos eran los únicos dispuestos a arriesgar dinero para tratar de salvar la endeudada compañía, que con su retirada se precipita hacia una quiebra segura. Ahora, tocará al comisario extraordinario, Augusto Fantozzi, rescindir los contratos de los trabajadores y declarar la bancarrota definitiva de la compañía.

En su comunicado la Compañía Aérea Italiana (CAI) expresó su "profundo desengaño" ante la imposibilidad de sacar adelante su proyecto "que habría permitido el nacimiento de una nueva compañía aérea competitiva a pesar del momento tan difícil que atraviesa el sector aéreo y la economía en general".

"Una de las condiciones más importantes" de la oferta era alcanzar "un amplio acuerdo sindical sobre el plan industrial" y sobre "el contrato de trabajo", detalla la CAI. Sin embargo, dicho acuerdo no ha sido posible "como demuestran las tres únicas cartas de aceptación" que la CAI ha recibido de parte de los sindicatos Cisl, Uil y Ugl.

"La dramática situación de Alitalia, mucho peor que la que había dado lugar a otras ofertas de compra en el pasado y de los mercados internacionales, no permite alargar por más tiempo una profunda negociación que ya ha llevado a numerosas concesiones". De hecho, "ulteriores concesiones y prórrogas pondrían irremediablemente en riesgo la realización del plan", concluye la nota.

En realidad, las negociaciones con los sindicatos se alargaron una semana más de lo inicialmente previsto debido al férreo rechazo de algunos de ellos a firmar el acuerdo. Sin embargo, el comisario extraordinario de la aerolínea, Augusto Fantozzi, llevaba días insistiendo en la necesidad de cerrar el pacto lo antes posible, dada la crítica situación financiera en que se encuentra la aerolínea.

De hecho, Fantozzi ya había avisado de que, si la CAI se retiraba, se vería obligado a declarar la bancarrota definitiva, de una vez por todas.

Aun con todo, las únicas que habían garantizado su apoyo al plan eran los sindicatos generales Cisl, Uil y Ugl. Los seis restantes --el también general Cgil y los autónomos Sdl, Anpac, Up, Anpav y Avia-- , en cambio, siguieron presionando a lo largo de todo el día para conseguir más garantías e incluso presentaron una contrapropuesta que fue finalmente rechazada por la CAI.

SITUACIÓN "DRAMÁTICA"

La reacción del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, fue contundente al definir la situación como "dramática". "Estamos delante de un abismo", aseguró y no dudó en denunciar la "gravísima responsabilidad" que tienen los sindicatos que no han apoyado el plan.

Preguntado sobre si detrás de ello podría haber responsabilidad política, el premier contestó que "sí" y añadió que no querría que "ésta fuera la solución que alguien ha auspiciado".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies