(Ampliación) Iberdrola invertirá 24.200 millones en tres años, en los que prevé duplicar su beneficio neto

Actualizado 24/10/2007 15:09:18 CET

La compañía alcanzará un beneficio de 3.500 millones en 2010 y venderá activos en el periodo por 3.000 millones

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola invertirá 24.200 millones de euros en su nuevo plan estratégico para el periodo 2008-2010, de los que 17.800 millones (un 73,5%) irán destinados a la actividad orgánica, anunció hoy la compañía, que prevé duplicar su beneficio en el periodo, hasta los 3.500 millones.

Tras las últimas adquisiciones, el nuevo plan no prevé grandes operaciones y se centrará en el eje Atlántico. "No tenemos previstas nuevas adquisiciones" ni en esta región ni en Europa Central y del Este ni en otras, salvo las asociadas a proyectos concretos, señaló el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán.

Además, las energías renovables se convertirán en el "principal vector" de la compañía, señaló el presidente de la eléctrica, quien aseguró que la filial Iberdrola Renovables "estará cotizando antes de final de año".

La inversión orgánica prevista para el conjunto del grupo es 2,4 veces superior a la realizada entre 2004 y 2006, pondrá énfasis en la actividad renovable (8.600 millones) y responde a la nueva dimensión del grupo. Junto a esto, las inversiones no orgánicas, de 6.400 millones, irán destinadas especialmente a la compra de Energy East.

Por otro lado, la eléctrica espera elevar un 11% el beneficio por acción hasta 2010, y obtener en ese ejercicio un beneficio neto de 3.500 millones, con lo que duplicará el ritmo actual de ganancias.

El presidente de la compañía aseguró que las inversiones permitirán "redimensionar" Iberdrola para hacerla "más robusta e internacional", lo que pasa por centrar la actividad en las regiones de España, Reino Unido, Estados Unidos e Iberoamérica.

DESINVERSIONES Y SINERGIAS.

Galán también adelantó que hasta 2010 se realizarán desinversiones de activos no básicos por más de 3.000 millones con el criterio de respuesta a las mejores alternativas, y cifró en más de 260 millones las sinergias previstas hasta 2009 con la compra de Scottish Power, lo que supone casi el doble de las previsiones iniciales.

Por áreas de negocio y regiones, la inversión orgánica incluye, aparte de los 8.600 millones previstos para renovables, otros 3.300 millones destinados al negocio tradicional en España --2.000 millones al regulado y 1.300 millones a la generación tradicional--, 3.000 millones al negocio tradicional en Reino Unido, 1.500 millones a Estados Unidos y Canadá, y 600 millones a Iberoamérica.

Sánchez Galán destacó que la actividad internacional supondrá el 70% de las inversiones totales, y que del total de esta partida Estados Unidos recibirá el 35% y Reino Unido un 24%. Del Ebitda previsto para 2010, el 23% procederá de Scottish Power, frente al 33% de España y el 10% de Estados Unidos.

Para el presidente de la compañía, el plan presentado hoy supone un "reto tremendamente ilusionante", cuyo perfil de riesgo, en algunas áreas como las renovables, será "más reducido que en el anterior plan".

MENOS DEUDA Y RETRIBUCIÓN ADECUADA.

Durante su exposición, el presidente de Iberdrola explicó que el endeudamiento no se disparará, y señaló que las inversiones en actividad regulada, que en total rondan los 5.800 millones, están condicionadas a "un marco normativo adecuado en transparencia y suficiencia económica".

Iberdrola prevé reducir su grado de apalancamiento del 54% actual a menos del 50% en 2010. Hasta septiembre, el endeudamiento asciende a 23.482 millones, de los que, una vez descontados 795 millones relacionados con la financiación del déficit tarifario en los nueve primeros meses, se deduce una cifra ajustada de 22.687 millones.

La compañía confía en que la entrada de fondos por la compra de Scottish Power y la ampliación de capital por 3.400 millones para comprar Energy East permitirán contener el endeudamiento. Además, la liquidez ronda los 4.000 millones, se prepara una extensión del préstamos puente hasta 2009 para las últimas compras y se esperan, en definitiva, unas condiciones financieras que no obliguen a recurrir al mercado de crédito.

En todo caso, el propio Sánchez Galán reconoció que en España se ha producido una "caída del negocio energético" por "la menor producción y menores precios mayoristas". Aun así, indicó, la potencia instalada del grupo alcanzará los 88.000 megavatios (MW) en 2010.

NUEVA LÍNEA DE CRÉDITO.

Por otro lado, Iberdrola estima que hasta septiembre el déficit de tarifa atribuido a la compañía se sitúa en 242 millones, lo que supone un 35% del déficit estimado para el sector. Esta cifra incluye la detraccion de derechos de emisión conforme a la interpretación por parte de la empresa del decreto sobre la materia.

El director financiero del grupo, José Sáinz Armada, explicó que, con la firma el 30 de octubre de una nueva línea de crédito, la compañía dispondrá de préstamos por más de 5.000 millones, así como un perfil de vencimiento de deuda muy cómodo tras la prorrogación hasta 2009 de su crédito puente, que podría quedar refinanciado incluso antes, durante 2008.

RENOVABLES COMO "PRINCIPAL VECTOR".

Por otro lado, Sánchez Galán aseguró que Iberdrola Renovables, que en diciembre sacará el 20% de su capital a bolsa, se convertirá en el "principal vector" de la compañía en los próximos años. De esta actividad, el 82% de las inversiones se dedicarán a eólica, con la pretensión de instalar 3.300 MW nuevos en Estados Unidos, 900 MW en España y 800 MW en Reino Unido.

El consejero delegado de Iberdrola Renovables, Xavier Viteri, destacó la orientación de esta actividad hacia entornos regulatorios "favorables y estable", como es el caso de España, Francia y Grecia con su sistema de primas; de Reino Unido con los certificados verdes y de Estados Unidos con los incentivos fiscales.

La filial, señaló, dispondrá de una estructura similar a la del resto de Iberdrola, articulada en torno a cuatro grandes áreas, que son las de dirección financiera, dirección de control, de recursos corporativos y, en último lugar, mercados y prospectivas.

Por otro lado, el director de operaciones, José Luis San Pedro, indicó que hasta 2010 Iberdrola pondrá atención en el desarrollo del mercado de la pequeña y mediana empresa, en el fortalecimiento del segmento de grandes clientes y en la adaptación al plan final de eliminación de tarifas que finalmente plantee el Gobierno.

Además, se mostró favorable a que Iberdrola pueda hacerse cargo de la red de 220 kilovoltios (kv) en zonas urbanas, lo que contradice la posición del gestor del sistema, Red Eléctrica de España (REE).

En cuanto al proceso de compra de Energy East, ya se ha obtenido el visto bueno de dos entidades reguladoras estadounidenses, entre ellas la Federal Communications Commission, y está previsto para noviembre la siguiente resolución regulatoria, tras lo que quedarán pendientes cinco dictámenes. El proceso concluirá en junio de 2008.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies