El BCE acapara la atención del mercado, que prevé compras de deuda soberana

 

El BCE acapara la atención del mercado, que prevé compras de deuda soberana

Actualizado 03/12/2014 17:25:29 CET

Los analistas, pendientes de las pistas de Draghi sobre un 'QE' tras los malos datos de inflación

   MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) se reúne este jueves en medio de una gran expectación de los mercados sobre la posibilidad de que la institución presidida por Mario Draghi ofrezca detalles sobre un programa de compra de deuda que se espera para el primer trimestre de 2015.

   Los analistas consultados por Europa Press creen que en esta reunión, "muy probablemente el evento de mayor impacto en los mercados para lo que queda de 2014", las expectativas en torno a la intervención de Mario Draghi son muy elevadas después de las intervenciones de los miembros del BCE de los últimos días.

   Desde Bank of America Merril Lynch recuerdan que Draghi transmitió en un discurso reciente un sentido de urgencia para hacer frente a la baja inflación, mientras que Benoit Coeuré y Vitor Constancio apuntaban la discusión de un programa más amplio de compra activos en el seno del BCE.

   El estratega de mercados de IG, Daniel Pingarrón, coincide con el banco estadounidense en que lo más probable es que el BCE no anuncie ninguna medida adicional este jueves ni profundice en detalles sobre las que pueda adoptar próximamente, pero sí mantendrá la idea de que podrían anunciarse en las reuniones de enero o marzo.

   En este sentido, añade que los mercados descuentan "con cierta claridad" que a corto plazo el BCE va a ampliar sus programas de compras, por lo que es necesario que Draghi mantenga un discurso parecido al de los últimos días y no reduzca la contundencia mostrada recientemente para no decepcionarlos.

   El analista de Self Bank Felipe López-Gálvez también cree que el anuncio del programa de compra de deuda soberana en el primer trimestre de 2015 es "el escenario más probable" para los mercados, ya que, a pesar de que el último dato de IPC sitúa la inflación en un bajo 0,3%, se esperará a ver cómo resulta la segunda ronda de financiación TLTRO prevista para el próximo jueves día 11 de diciembre.

   A este respecto, recuerda el poco éxito de la subasta de septiembre, en la que los bancos solicitaron poco más de 80.000 millones de euros, por la cercanía de los test de estrés, y prevé que en esta segunda las entidades soliciten más fondos.

   Entre las razones que López Gálvez cree que instan al BCE a poner en marcha el programa de compra de deuda menciona el empeoramiento de las perspectivas de inflación, que ya no puede achacar sólo a la caída de los precios energéticos; el hecho de que los gobiernos de países como Francia e Italia no estén haciendo sus deberes, y que el programa de compra de activos iniciado hace un mes no esté teniendo el efecto deseado.

   Respecto a la inflación, los analistas de BofA Merrill Lynch añaden que el bajo dato de noviembre y el descenso de los precios del petróleo hacen que las previsiones ronden la "peligrosa barrera del 0%" en los próximos meses y generen un periodo de baja inflación más persistente.

POSIBLES DETALLES DEL PROGRAMA.

   El analista de XTB Javier Urones considera que la posibilidad de que el BCE se lance de una forma directa a comprar deuda soberana europea como hiciera hace años la Fed estadounidense con su programa de compra cuantitativa (QE) supone un "punto de inflexión" en la política monetaria del organismo.

   En concreto, se decanta por un programa con un importe de 500.000 millones de euros al menos durante un año, y cree que una cifra por debajo de ese nivel, o incluso un retraso en su aplicación, sería "muy mal acogido" por las bolsas, que corregirían con fuerza.

   "Si por el contrario el BCE aumenta el tamaño de compra tendríamos probablemente el efecto contrario y podría suponer perfectamente un punto de inicio para un hipotético rally de fin de año", añadió.

   Asimismo, cree que el BCE comprará deuda con vencimientos inferiores a diez años, ya que es la que menor riesgo de impago presenta y contribuiría a diferir el vencimiento medio de la deuda soberana, dando más margen de tiempo a las economías de la eurozona para su recuperación.

   En esta línea, considera que no discriminará por países y comprará deuda de todos ellos, incluido Grecia, aunque con una mayor ponderación hacia aquellos que presentan unos balances más saneados y que más pueden contribuir al crecimiento de la región el año que viene, como Alemania, España, Francia y, en menor medida, Italia.

Europa Press Comunicados Empresas
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies