Bruselas aprueba una ayuda adicional de 165 millones para frutas y verduras que cubre los cítricos

Actualizado 03/07/2015 22:50:27 CET

Se trata del segundo plan de medidas de urgencia en respuesta al veto ruso

BRUSELAS, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha aprobado este lunes un nuevo plan de medidas de urgencia para el sector de las frutas y verduras, dotado con hasta 165 millones de euros, en respuesta al veto ruso a la importación de productos agrícolas comunitarios. Por primera vez, las ayudas podrán destinarse a retirar del mercado naranjas, clementinas y mandarinas, tal y como reclamaba España.

El nuevo programa se añade al plan de 125 millones de euros que Bruselas anunció el pasado 18 de agosto. Este programa se suspendió en septiembre porque las solicitudes superaron ampliamente el presupuesto previsto.

Para dirigir mejor las intervenciones, el plan incluye un anexo que precisa los volúmenes elegibles en los diferentes Estados miembros, así como las cantidades específicas por categoría de productos. Estos volúmenes se basan en la exportación de los tres últimos años durante el mismo periodo, deduciendo las cantidades que ya han recibido ayudas del primer paquete de 125 millones.

"Me alegro de que la Comisión haya logrado movilizar 165 millones de euros suplementarios con el fin de reducir la presión comercial que pesaba sobre los productores de frutas y verduras tras el embargo ruso", ha dicho el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, en un comunicado. "Este programa será más selectivo que el dispositivo inicial, aunque todavía ofrece cierta flexibilidad en los cuatro grupos de productos. Estas medidas de apoyo de mercado aportarán una ayuda a corto plazo", ha señalado.

Como en el programa precedente, este régimen prevé una ayuda de la UE para las retiradas de mercado destinadas a la distribución gratuita (financiada por la UE al 100%) o para fines no alimentarios (por ejemplo, el compostaje), para los que la tasa de intervención de la UE es más baja. La cosecha en verde o la renuncia a efectuar la cosecha serán también soluciones posibles, pero con un nivel de ayuda ligeramente inferior.

Las medidas también serán accesibles para agricultores que no pertenecen a organizaciones de productores, pero el nivel de financiación de la UE es más elevado para los miembros de estas asociaciones (75% del total, frente al 50% para los no miembros) y el fondo operativo de las organizaciones podrá aportar el 25% restante.

El nuevo programa, que se aplicará hasta fin de año, incluye un anexo que precisa los volúmenes repartidos en cuatro categorías de productos para los 12 países que entre 2011 y 2013 han exportando parte de sus frutas y hortalizas a Rusia entre septiembre y diciembre (septiembre a marzo para algunas frutas).

Los cuatro grupos de productos son los siguientes: manzanas y peras (hasta 181.000 toneladas); naranjas, mandarinas y clementinas (96.090 toneladas); zanahorias, pepinos, pimientos y tomates (44.300 toneladas); y kiwis, ciruelas y uva de mesa (76.895 toneladas). Algunos productos incluidos en las anteriores ayudas -coles, coliflores, brócoli, champiñones y frutos rojos- ya no están cubiertos.

Además de estos volúmenes específicos, los 28 Estados miembros dispondrán cada uno de una reserva suplementaria de 3.000 toneladas para la retirada de los productos enumerados en el plan y de coliflores, coles y champiñones y serán libres de dar prioridad a determinados productos.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies