Bruselas no logra el apoyo suficiente de gobiernos europeos para prohibir pesticidas que matan a las abejas

Actualizado 15/03/2013 17:42:11 CET

BRUSELAS, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europa no ha logrado este viernes el apoyo suficiente entre los Estados miembros para prohibir durante dos años el uso de los tres neonicotinoides más frecuentes como plaguicidas en la siembra del girasol, la colza, el algodón y el maíz, una medida que defiende Bruselas por los informes que relacionan estos pesticidas con el alarmante aumento de la mortalidad de las abejas en la Unión Europea.

La falta de una mayoría cualificada de países a favor o en contra de la propuesta comunitaria supone que no se aprueba el veto, pero no impide al comisario de Salud y Consumo, Tonio Borg, emprender otros procedimientos para tratar de sacar adelante su iniciativa, según han explicado a Europa Press fuentes comunitarias. Entre las opciones, la Comisión puede presentar un texto enmendado de la propuesta o elevar el caso en los términos actuales a un comité de mayor rango.

España, que en un principio presentó reservas, y otros doce países, entre ellos Francia, Italia y Portugal, han votado a favor de prohibir el uso de estos plaguicidas en los términos que planteaba Borg, pero otros nueve países han votado en contra, entre ellos Rumanía, Hungría y República Checa, y dos más --Reino Unido y Alemania-- se han abstenido.

Preguntado por este asunto, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, dijo el jueves que era partidario de la "prudencia" y de no introducir prohibiciones "totales", porque podrían afectar a una gran diversidad de cultivos.

En concreto, la propuesta de la Comisión aboga por revisar las condiciones de autorización de los neonicotinoides para restringir su uso "solo a los cultivos no atractivos para las abejas y para los cereales de invierno", ya que la exposición a su polvo en otoño no se considera un riesgo para el insecto.

Borg también quiere que se prohíba la venta de "semillas tratadas" con productos fitosanitarios que contengan los químicos señalados, aunque esta medida no se aplicaría a las plantas que no atraen a las abejas, y vetar su uso por no profesionales.

El objetivo del Ejecutivo comunitario es que el plan de medidas legislativas "ambiciosas y proporcionales" estuviera listo para ser aplicado desde el 1 de julio, pero tras la falta de apoyos en el comité de expertos que forman los 27, el comisario Borg ha "tomado nota" de la situación y examinará "los pasos a seguir", han explicado desde su departamento.

La asociación ecologista Greenpeace ha pedido al comisario que no ceje en su empeño para aprobar la prohibición, pese a la "feroz campaña" que la industria de los pesticidas ha llevado para inclinar el voto a su favor. "Las pruebas científicas son claras, pero las compañías de pesticidas como Syngenta y Bayer seguirán haciendo lobby para retrasar la prohibición tanto como sea posible", ha advertido en un comunicado el responsable de agricultura de Greenpeace UE, Marco Contiero.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies