Bruselas pide una "respuesta europea conjunta" a la crisis mundial por la carestía de los alimentos

Actualizado 20/05/2008 20:43:42 CET

BRUSELAS, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea propuso hoy una serie de medidas políticas para hacer frente al fuerte incremento de los precios de los alimentos a nivel mundial, entre las que incluye la revisión de la Política Agraria Común (PAC) presentada también este martes y la invitación a los Estados miembros a ofrecer una "respuesta europea conjunta" al problema. Sin embargo, descartó que su apuesta por los biocombustibles tenga un fuerte impacto sobre esta crisis, al advertir de que "nunca se ha pretendido alcanzar un 10% de biocombustibles a cualquier precio", sino que ese objetivo está sujeto a "condiciones estrictas".

El presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, invitó a los Estados miembros a "dar una respuesta europea conjunta" al reto que supone el alza repentino de los precios de los alimentos y a "coordinar" dicha acción con "nuestros socios internacionales en el marco de la ONU y del G8". A través de un comunicado, Barroso sostuvo que la Unión Europea ha reaccionado "rápidamente" ante la carestía de los alimentos, un problema con "múltiples" causas y consecuencias. Por ello, consideró que se debe hacer frente a la cuestión desde "varios frentes simultáneamente" para dar una respuesta política que complete las medidas adoptadas hasta ahora.

En su comunicación de hoy, la Comisión Europea se centra en tres puntos clave: medidas a corto plazo contempladas en el 'chequeo médico' de la PAC y supervisión del sector al por menor; acciones para incrementar el suministro agrícola y garantizar la seguridad alimentaria; y medidas para colaborar en la lucha contra los efectos de los precios altos en poblaciones pobres.

La comisaria de Agricultura y Desarrollo Rural, Mariann Fischer Boel, explicó en rueda de prensa que este documento estará como "telón de fondo" durante la próxima Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno --que se celebrará los días 19 y 20 de junio-- para contribuir al debate sobre la crisis alimenticia.

CAUSAS

En relación con los precios máximos alcanzados en los últimos meses, la Comisión constata que ha comenzado el descenso y confía en que "se mantenga esa tendencia" para alcanzar la estabilidad de los mercados. No obstante reconoce que no considera la posibilidad de que los precios vuelvan a situarse en cifras tan bajas como en el pasado y recuerda que el fuerte incremento se ha producido "tras treinta años de tendencia a la baja en los precios agrícolas".

Al analizar las causas, Bruselas diferencia entre factores estructurales y coyunturales. Entre los primeros, se refiere a la mayor demanda de alimentos, especialmente desde economías emergentes, y al crecimiento de la población mundial. Otras causas estructurales a las que se refiere son la subida de los costes energéticos, la desaceleración del rendimiento de las cosechas y la aparición de nuevos mercados agrícolas. Al hablar de factores coyunturales, la Comisión se refiere a cosechas escasas en ciertas regiones, el bajo nivel de las reservas alimenticias, la depreciación del dólar, la especulación y ciertas restricciones a la exportación.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies