Bruselas tendrá "en los próximos 10 días" una alternativa para reactivar las ayudas por el veto ruso

Actualizado 05/07/2015 7:25:26 CET

BRUSELAS, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea trabaja en un nuevo sistema de verificación más eficiente para reactivar las ayudas de emergencia de 125 millones de euros para las frutas y verduras perecederas afectadas por el veto ruso, después de que el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, anunciara su suspensión por sospechar que la mayoría de las peticiones de ayuda no eran "realistas".

Los servicios de la Comisión trabajan en nuevos criterios "más específicos" para acotar la asignación de estos fondos y asegurarse de que acceden a ellos los productores que realmente se han visto afectados de manera directa o indirecta por la decisión de Rusia de cerrar su mercado a las exportaciones de productos agroalimentarios de la Unión Europea.

El objetivo es presentar un texto "la próxima semana" con los detalles del plan revisado, para su adopción en los días siguientes, lo que permitirá que "en 10 días haya un sistema alternativo" que permita reactivar las ayudas, según ha explicado a Europa Press el portavoz de Ciolos, Roger Waite.

Bruselas adoptó a mediados de agosto una ayuda de emergencia de hasta 125 millones de euros para medidas de mercado, principalmente para la retirada de producto del mercado, dirigidas a las filiales más vulnerables al veto ruso.

La mayor parte de este monto, hasta 82 millones de euros, sería para los sectores de la pera y la manzana, mientras que otros 43 millones se reservarían para varias frutas y verduras de temporada, entre ellas el tomate, la zanahoria, la ciruela y el pepino

Fuentes europeas han revelado que la avalancha de solicitudes recibidas por el Ejecutivo comunitario excede con creces las estimaciones de producción, llegando en algunos casos a doblar y quintuplicar en tres semanas los volúmenes anuales de exportación a Rusia.

Por ello, la Comisión ha decidido suspender las ayudas hasta contar con criterios más específicos y dar tiempo a los Estados miembros para que justifiquen con mayor detalle las peticiones que remiten de sus productores.

Las fuentes consultadas apuntan a Polonia como el país sobre cuyas cifras existen mayores dudas y revelan que de los cerca de 175 millones de euros en solicitudes de ayuda recibidas por la Comisión, en torno a un 88 % corresponden únicamente a productores de este país. El Ejecutivo ha pedido a Varsovia que revise sus cifras para asegurarse de que superarían el control comunitario.

Desde Bruselas advierten de que ya estaba previsto un "periodo de verificación" de seis semanas para filtrar las solicitudes de los Estados miembros, pero admiten que no se esperaba que fuera necesario agotarlo.

Europa Press Comunicados Empresas