Clos dice comprender la "indignación" en Barcelona, pero el Gobierno trata de resolver los inconvenientes

Actualizado 24/10/2007 21:30:16 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, dijo hoy "comprender" la "indignación" en Barcelona por la paralización del servicio de cercanías a raíz de un incidente relacionado con las obras del AVE, aunque enfatizó que el Gobierno trata de resolver los "inconvenientes" y paliar las dificultades de circulación en la Ciudad Condal.

Clos se pronunció así en comparecencia ante el Pleno del Senado para informar de la situación de las infraestructuras e inversiones en Cataluña, destacando que, "por primera vez", el Gobierno "ha asumido su responsabilidad" para resolver el "déficit" histórico en inversiones en infraestructuras catalanas.

Observó además que, también por primera vez, el Gobierno socialista impulsa una reforma estatutaria para Cataluña que incluye una cláusula sobre inversiones en infraestructuras en función del peso de Cataluña en la economía española con el fin de "corregir un déficit importantísimo" que, insistió, es "verdadera causa" de los incidentes en cercanías. "Lo sé como alcalde en Barcelona", señaló.

Indicó que el Ejecutivo está "intentando" paliar dichos "olvidos y retrasos" en inversiones con actuaciones en las comunicaciones catalanas. "Acepto todas las criticas, pero estamos trabajando para resolver todos los inconvenientes", agregó en referencia al incidente que ha tenido lugar el fin de semana en Barcelona.

Asimismo, Clos dijo "comprender perfectamente la indignación" en Barcelona por la restricción del servicio de cercanías. "Estamos padeciendo --prosiguió-- una muy grave situación de deficiencia en la red de cercanías que lamentamos y esperamos corregir con las actuaciones en marcha".

"En este accidente y en todos los accidentes anteriores, la actuación de los responsables del Ministerio ha sido de escrupulosa responsabilidad. Una vez detectado en cada momento los problemas se ha actuado para suspender el servicio y poner en marcha los sistemas alternativos y las medidas paliativas", argumentó.

Dijo además asumir "plenamente" la "obsesión por las seguridad" del Gobierno. "La seguridad es la primera prioridad a la hora de intervenir en infraestructuras", insistió Clos, quien reiteró que por primer vez, el Ejecutivo está encarando el "tema de fondo" en las infraestructuras catalana. "A partir de aquí, a ver como salimos del atolladero y recuperamos lo antes posible la normalidad", señaló.

"No ponemos las dificultades como excusa de los problemas que han ido emergiendo, las afrontamos", agregó. No obstante, hizo hincapié en la voluntad del Gobierno para la mejora de las infraestructuras en Cataluña y la llegada del AVE a Barcelona. "Estamos actuando. Nos estamos mojando. Estamos con las mangas remangadas", agregó.

EL PP NO INVIRTIÓ "SUFICIENTE"

De esta forma, Clos argumentó con datos que la inversión en Cataluña durante el mandato del PP "no fue suficiente". El promedio de inversiones del PP, con apoyo de CiU, no llegaba a los 1.500 millones al año, cuando ahora estamos aceptando ahora como cifra acordada en 2007 de 4.021 millones", indicó.

"Evidentemente que hay que hacer las obras, evidentemente que hay que hacerlas bien, evidentemente que vamos a exigir a todos, a nosotros mismos, a las empresas y a todos los que están interviniendo las responsabilidades que correspondan en cada momento", agregó.

En cuanto a las infraestructuras energéticas, señaló que la situación es "parecida" y el apagón este verano también fue causa del "déficit histórico en inversión", cuya cifra trata de "triplicarse". Afirmó que al Gobierno "no le temblará el pulso" a la hora de exigir responsabilidades a las empresas eléctricas. Señaló por último que las sanciones en esta materia se han elevado hasta los 30 millones.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies