Los precios del azúcar y lácteos subirán en los próximos años y los de los cereales se moderarán

 

Los precios del azúcar y lácteos subirán en los próximos años y los de los cereales se moderarán

Actualizado 21/10/2007 16:07:06 CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los precios del azúcar y los lácteos subirán en los próximos años por la supresión de subsidios a la exportación, en especial de la Unión Europea, mientras que los de los cereales no seguirán creciendo o incluso pueden llegar a moderarse, sin por ello dejar de mantenerse muy por encima de sus niveles en los últimos ejercicios.

Así se desprende de un informe elaborado por Urquijo Opinión sobre las subidas de precio de las materias primas agrícolas al que tuvo acceso Europa Press.

Junto al azúcar y los lácteos también se encarecerá la carne, los aceites vegetales y las semillas oleaginosas, ya que estas materias primas mostrarán, previsiblemente, una mayor sensibilidad al aumento de la demanda derivada de la mayor renta en los países de desarrollo como India y China.

Por su parte, los precios de los cereales, que se han visto impulsados recientemente en los dos últimos ejercicios por situaciones coyunturales como las malas cosechas de los dos últimos ejercicios, se moderarán por la menor demanda de los productores de biocombustibles.

Según la firma, es probable que los biocombustibles de segunda generación, que no utilizan materias primas alimentarias, ganen progresivamente terreno a los de primera generación, cuyas proyecciones actuales podrían resultar excesivamente generosas.

No obstante, Urquijo insiste en su informe que el reciente encarecimiento de las materias primas agrícolas tiene un "claro componente estructural", con visos de perdurar más allá de uno o dos ejercicios, porque tanto la demanda global de alimentos como la de biocarburantes parecen destinadas a seguir creciendo con fuerza. A pesar de ello, según la entidad, es difícil establecer en qué medida y cómo responderá la oferta.

En conclusión, los precios de las materias primas agrícolas, apoyados por el previsible aumento de la renta mundial y por la demanda asociada a los biocarburantes, se mantendrán en los próximos diez años por encima del nivel registrado en la última década.

Según el informe, un encarecimiento del petróleo por encima de las proyecciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), aumentaría la demanda de biocarburantes, pero a la vez elevaría las presiones inflacionistas y comprometería el crecimiento económico de muchos países emergentes.

En EEUU, donde la producción de etanol puede aumentar un 50% este año, se espera que se doble entre 2006 y 2016, por lo que el uso correspondiente de maíz se elevaría desde los 55 millones de toneladas de 2006 (el 20% de la producción de maíz) hasta los 110 millones (el 32% de la producción).

En la Unión Europea, que hasta la fecha se ha concentrado en la producción de bio-diesel, se espera que se desarrolle el uso del trigo para la producción de etanol, cuya producción se doblará en el período hasta superar los 45.000 millones de litros.

La cantidad empleada de trigo se multiplicaría así por doce para alcanzar los 18 millones de toneladas en 2016, que se sumarían 21 millones de toneladas de semillas oleaginosas y a 5,2 millones de toneladas de maíz.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies