Acreedores de Nueva Rumasa S.A. tienen diez días para impugnar el informe concursal

Logo De Nueva Rumasa
NUEVA RUMASA
Actualizado 03/07/2012 19:30:43 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los acreedores de Nueva Rumasa S.A., sociedad que formaba parte del conglomerado empresarial de la familia Ruiz-Mateos con el mismo nombre, tienen diez días para presentar impugnaciones al informe de la administración concursal ante el Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid, según un edicto publicado en el BOE.

Este juzgado acordó en mayo la apertura de la fase de liquidación y declaró disuelta esta sociedad, que los Ruiz-Mateos vendieron al grupo del empresario Ángel de Cabo. Según informaron a Europa Press en fuentes próximas al proceso, el pasivo de la empresa ronda los 30 millones de euros.

La sociedad no tenía empleados ni actividad, aunque "en su día" concentraba algunos servicios centrales del grupo, como la gestión de publicidad y el soporte informático, según las mismas fuentes.

La gran mayoría de las empresas propiedad de la familia Ruiz-Mateos entraron en concurso de acreedores tras la caída del 'holding' a principios del año pasado.

Una vez que el grupo fue vendido a sociedades del empresario Ángel de Cabo el pasado mes de septiembre, el nuevo propietario comenzó a solicitar el procedimiento concursal en algunas sociedades que aún no lo habían hecho, como Rumanova o Nueva Rumasa.

Europa Press Comunicados Empresas