(Ampliación) Sacyr asegura que Repsol "no está en venta"

Actualizado 17/06/2009 14:34:20 CET

El grupo de construcción y servicios prevé reducir su deuda hasta los 11.000 millones este año

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Sacyr Vallehermoso no tiene en venta la participación del 20% que tiene en el capital social de Repsol YPF y que le sitúa como su primer accionista, afirmó hoy el presidente del grupo de construcción y servicios, Luis del Rivero.

"Repsol no está en venta", aseguró Del Rivero en hasta al menos cuatro ocasiones durante la rueda de prensa previa a la junta de accionistas de Sacyr, en la que además subrayó que se trata de "una de sus inversiones estrella". Además, calificó de "extremadamente cordial" la relación entre Sacyr y 'La Caixa', segundo máximo accionista de la petrolera.

Del Rivero explicó que la participación en Repsol siempre ha estado "como cualquier otro activo del grupo, pendiente de que se pudiera recibir alguna oferta" de compra, pero que, en el caso de la petrolera, "nunca recibió una suficientemente interesante".

No obstante, señaló que "si hubiera una oportunidad de vender, hay una cifra a partir de la cual todo puede tenerse en cuenta", sin especificar dicho importe.

Sacyr compró a finales de 2006 su paquete en Repsol a un precio medio de 26,71 euros por acción, frente a los 16,19 euros por título a los que ayer martes cerró en bolsa.

El presidente de Sacyr 'presumió' del hecho de contar con representación en el consejo de administración de Repsol y de consolidar la participación por puesta en equivalencia en las cuentas de la constructora. "Eso es algo que otros persiguen y querrían", apuntó.

En este sentido, atribuyó a su "prudencia contable" que Sacyr no se anote en sus resultados el porcentaje de beneficio de Repsol que le corresponde y sólo sume lo que cobra en concepto de dividendos. "Pero ello no quiere decir que renunciemos a nuestra posición de consolidar por puesta en equivalencia", insistió.

RECORTE DE DEUDA.

En cuanto a la situación financiera del grupo constructor, Del Rivero garantizó además que la compañía no ha "cambiado en absoluto y nunca ha negociado" con los bancos para modificar el préstamo de 5.175 millones de euros que contrajo para financiar el 20% de la petrolera. De igual forma, aseveró que la constructora nunca ha incumplido las condiciones del mismo.

El crédito vinculado a la compra de Repsol constituirá el grueso de la deuda de 11.000 millones de euros con la que la compañía de construcción y servicios prevé cerrar 2009.

Este importe será así casi la mitad respecto de los alrededor de 20.000 millones de euros de endeudamiento que el grupo llegó a soportar a comienzos de 2008 y unos 2.000 millones de euros inferior en relación a los 13.443 millones de euros con que cerró el primer trimestre del año.

Ello será posible gracias a las desinversiones que Sacyr sí ha acometido en el último año y medio (Eiffage, su filial de concesiones de infraestructuras Itínere y activos inmobiliarios, fundamentalmente), que cifra en unos 10.000 millones.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies