Bruselas autoriza sin condiciones la compra de DoubleClick por parte de Google

 

Bruselas autoriza sin condiciones la compra de DoubleClick por parte de Google

Actualizado 11/03/2008 16:08:05 CET

BRUSELAS, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea autorizó hoy sin condiciones la compra de la empresa estadounidense de gestión de espacios publicitarios en Internet DoubleClick por parte del buscador Google. Tras una investigación en profundidad lanzada en noviembre de 2007 por los posibles problemas de competencia que podría provocar esta adquisición, el Ejecutivo comunitario ha concluido que no tendrá ningún efecto perjudicial sobre los consumidores, ni en el mercado de difusión de anuncios ni en el de gestión de la publicidad en Internet.

Por este motivo, Bruselas ha dictaminado que la operación no afectará negativamente a la competencia en el espacio económico europeo ni en una parte sustancial del mismo. Google anunció en abril de 2007 la compra de DoubleClick por 3.100 millones de dólares. La autoridad estadounidense de competencia ya dio luz verde a la compra en diciembre del mismo año.

La decisión del Ejecutivo comunitario de autorizar la fusión se refiere únicamente a los aspectos relacionados con la competencia. No afecta a las obligaciones que la legislación europea impone a la nueva empresa sobre la protección de las personas y de la vida privada en el marco del tratamiento de los datos de carácter personal, ni tampoco a las disposiciones de ejecución de los Estados miembros.

La investigación en profundidad llevada a cabo por la Comisión ha revelado que Google y DoubleClick no pueden considerarse en estos momentos empresas competidoras en sus respectivas actividades. Incluso si DoubleClick se convirtiera con el tiempo en un rival eficaz de Google en el mercado de los servicios de intermediación en Internet, es probable que otras empresas continuaran realizando una presión competitiva suficiente tras la operación.

Por esta razón, Bruselas ha concluido que la eliminación de DoubleClick en tanto que competidor eficaz no tendrá ningún impacto negativo sobre la competencia en el mercado de la intermediación en materia de servicios de publicidad 'on-line'.

El Ejecutivo comunitario ha analizado también los posibles efectos de las relaciones no horizontales entre Google y DoubleClick a raíz de las quejas formuladas por terceros durante la investigación. Estas quejas denunciaban que Google, al asumir el control de las herramientas de DoubleClick, podría aumentar el coste de la difusión de anuncios para los intermediarios rivales.

También alertaban de que Google podría obligar a los compradores de espacios publicitarios ligados a las búsquedas o de servicios de intermediación a comprar igualmente las herramientas de DoubleClick.

El Ejecutivo comunitario ha constatado que la empresa resultante de la concentración no tendrá suficiente poder para poner en práctica estrategias destinadas a marginar a los competidores de Google, sobre todo por la existencia de otras herramientas creíbles de difusión de anuncios a las que los clientes (editores, anunciantes, redes de anuncios) pueden acudir, especialmente empresas integradas verticalmente como Microsoft, Yahoo o AOL.

La investigación ha puesto igualmente de relieve que la empresa resultante no tendrá ningún incentivo para impedir a sus rivales a acceder al mercado de difusión de anuncios, ya que es poco probable que estas estrategias sean rentables.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies