Cementos Portland (FCC) lanza un plan para ahorrar 100 millones hasta 2011

Actualizado 24/02/2009 12:28:36 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cementos Portland, filial cementera del grupo FCC, presentó hoy un plan de ahorro de costes para el periodo 2009-2011, con el que calcula que ahorrará 100 millones de euros.

El programa, denominado 'Plan 100', se aplicará a todos los negocios y países en que está presente y a todas las áreas operativas y corporativas, según la presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De los 100 millones de ahorro previsto hasta 2011, el grueso (65 millones de euros) se lograrán en el presente ejercicio 2009, gracias a las más de 180 iniciativas puestas en marcha. Otro 20 millones se ahorrarán en 2010 y los 15 restantes en 2011. El objetivo final del plan pasa por lograr ahorros recurrentes anuales de 100 millones a partir de ese tercer año.

El programa se complementará con una "racionalización" de las inversiones en el desarrollo del negocio, desinversiones y un aumento de las exportaciones para sortear la caída de ventas en España, mercado que aún supone el 71,4% de su cifra de negocio.

Según la cementera, el plan será continuación de los planes de ahorros y sinergias ya desarrollados con éxito entre 2006 y 2008.

DIVIDENDO.

No obstante, el programa de ahorro de costes no afectará a la retribución al accionista, dado que Cementos Portland propondrá a su próxima junta el pago de un dividendo brutos de 0,72 euros por acción, complementario al de 0,70 euros ya repartidos a cuenta del resultado de 2008.

Cementos Portland registró un beneficio neto atribuido de 101,8 millones de euros en 2008, lo que supone un descenso del 49,6% respecto a 2007.

La cifra de negocio cayó un 19,9% el pasado ejercicio, hasta 1.425,1 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 417,3 millones, un 26,8% menos.

La filial cementera del grupo controlado por Esther Koplowitz atribuyó estos datos a la "grave crisis financiera y de liquidez mundial" que, a su vez, provocó una reducción del consumo de cemento por el descenso en la edificación residencial en España y Estados Unidos, no compensado con nuevos desarrollos en la obra civil.

Europa Press Comunicados Empresas