Davidoff planea regresar a Cuba tras concluir el régimen castrista para competir con Altadis

Actualizado 03/02/2008 14:07:19 CET

La compañía dice que España tiene los precios de tabaco más baratos del mundo y que Altadis debe liderar la subida de los puros

SANTO DOMINGO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo Oettinger Davidoff planea regresar a Cuba y retomar su actividad tabaquera en el mercado de cigarros cuando acabe el régimen castrista en la isla para competir con Corporación Habanos, empresa participada a partes iguales por el Estado cubano y por Altadis.

"Una vez que que el mercado esté liberalizado, sin restricciones, podríamos comenzar otra vez las relaciones comerciales con Cuba", afirmó el director de Desarrollo y Producción de Davidoff, René Hollenstein.

La colaboración entre Davidoff y Cuba se prolongó desde 1968 hasta 1989, fecha en la que se produjo la ruptura entre ambas partes, como consecuencia, al parecer, de la política de precios de la compañía estatal Cubatabaco, que Davidoff consideraba incorrecta respecto a la calidad, mientras La Habana calificaba sus productos como excesivamente caros.

Desde la compañía, Hollenstein precisó que Davidoff y el Estado cubano firmaron un contrato para no desvelar la razón que puso fin a una colaboración de más de 20 años.

"Muchos clientes recuerdan todavía los Davidoff cubanos y no podrían entender que la compañía no se instalara otra vez en la isla para elaborar un puro cubano", indicó el responsable de Davidoff, a la espera de lo que pueda suceder con Corporación Habanos, una vez que Imperial Tobacco ha culminado con éxito su oferta de compra sobre Altadis.

En todo caso, Hollenstein explicó que la vuelta a la isla se hará de forma gradual y no se producirá el mismo año en el que finalice la dictadura o al siguiente después de la apertura, sino que se materializará en cuatro o cinco años.

"Necesitamos un tabaco bien cultivado, que necesita su envejecimiento, y tabaqueros que puedan elaborar los puros según las normas de Davidoff, y eso lleva mucho tiempo", dijo el director de Desarrollo y Producción de la compañía suiza.

Hollenstein descartó la posibilidad de que Davidoff pudiera hacerse con el negocio de puros habanos de Altadis si Imperial decidiera desprenderse de él, ya que el Gobierno de Fidel Castro cuenta con una cláusula de salvaguarda que le permitiría tomar el control de Corporación Habanos en caso de que se produjeran cambios en el accionariado de Altadis, ahora propiedad de Imperial.

Preguntado por la posibilidad de que la tabaquera británica, que produce y comercializa la marca de cigarrillos Davidoff, pudiera comprar la división de puros de la suiza, aseguró que la familia Schneider, dueña del 100% de la sociedad, mantiene su idea de no querer vender y de seguir siendo independiente.

"No creo que los cubanos y los Davidoff se alíen juntos en una compañía, porque sería un monopolio", afirmó.

SUBIR EL PRECIO DE LOS PUROS.

Por otro lado, Hollenstein subrayó que España es el país con los precios de tabaco más baratos del mundo, por lo que consideró que los cigarros deberían subir para equilibrar el mercado europeo, encarecimiento que, a su parecer, debería liderar Altadis, si bien reconoció que adoptar esta decisión es difícil, porque disminuirían las ventas.

"El líder en España es Altadis, y si algún día decide subir el precio, lo harameos también, seguiremos su estrategia. Nosotros no podemos ser el líder en la decisión de subir los precios", insistió el director de Desarrollo y Producción de Davidoff, quien puso como ejemplo los precios de los puros en Alemania y España, donde existe una diferencia de casi el doble.

Por ello, abogó por una liberalización del mercado del tabaco en España para evitar distorsiones. "Un mercado que tiene un precio de nivel tan bajo como en España nos pone algunos problemas frente a otros mercados europeos", dijo Hollenstein, quien destacó además que "los estancos ganarían más con el tabaco liberalizado".

Hollenstein reconoció que las restricciones sanitarias y la Ley Antitabaco han provocado una caída de ventas en España, lo mismo que sucedió en otros países como Italia, si bien ya se están recuperando, porque "se buscan otras ocasiones para fumar".

LEY ANTITABACO EN REPUBLICA DOMINICANA.

"El cigarro puede luchar mejor que el cigarrillo en esa corriente antitabaco, porque es un tipo de tabaco que no se fuma en cantidades, sino por placer", dijo el responsable de Davidoff, que auguró que esto es lo que sucederá en República Dominicana, el mayor productor de cigarros del mundo, donde se prepara ya la Ley de Medidas sanitarias y regulatorias de los productos del tabaco y sus derivados.

"En República Dominicana, no tendrá mucha importancia, sólo repercutirá en el turismo, aunque existen muchas ocasiones para fumar fuera de los hoteles, porque el tiempo es siempre bueno", dijo.

Respecto a nuevos mercados de expansión, Hollenstein apuntó a China e India, en los que existe una cierta demanda hacia los productos de prestigio, aunque reconoció que "hay que tener paciencia y educar para fumar el cigarro adecuado como un producto de placer". "Siempre han sido mercados de prestigio para nosotros", indicó el director de Desarrollo y Producción de Davidoff.

Davidoff, que cuenta con tres fábricas en República Dominicana con una producción de unos 31 millones de cigarros en 2007, dispone de 55 de tiendas exclusivas que ofrecen toda la gama de productos de tabaco Davidoff y accesorios para fumadores, a los que se suman cerca de 500 establecimientos autorizados.

El principal mercado de ventas es América del Norte, que acapara el 54%, seguido de Europa Occidental, con el 41% de las ventas, de las cuales el 13% corresponde a España.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies