El escándalo de EADS-Airbus llega al Senado francés

Actualizado 04/10/2007 17:40:25 CET

Comparecerán el ex ministro Breton y el presidente de la comisión de vigilancia de depósitos

PARIS, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La noticia de que directivos del gigante europeo de la aeronáutica EADS vendieron sus acciones antes de que se conocieran las dificultades que atravesaba el proyecto de Airbus ha provocado una auténtica tormenta política en Francia y el escándalo ha llegado rápidamente al Senado.

El presidente de la comisión de Economía de la Cámara Alta, Jean Arthuis, anunció hoy que organizará una serie de audiciones públicas sobre el asunto a partir del próximo miércoles día 10 de octubre.

Los primeros en acudir al Senado serán el presidente de la comisión de vigilancia de la Caja de Depósitos y Consignaciones (CDC), Michel Bouvard, y su director general, Augustin de Romanet.

El organismo mantuvo ayer una postura de prudencia pero Romanet declaró el pasado mayo que, si por casualidad la justicia descubría artimañas que hubieran podido perjudicar a los accionistas, la CDC se unirá a los eventuales procesos judiciales frente a quienes hayan podido dañar sus intereses.

Entre las personalidades que comparecerán en el Senado figura también el que fuera ministro de Economía en el momento en que se produjo el presunto delito de fraude por abuso de información privilegiada, Thierry Breton, y su antiguo director de gabinete, así como el director de la Agencia de participaciones del Estado, Bruno Bezard.

Tanto Breton como la actual titular de Economía, Christine Lagarde, negaron implicación alguna del Estado francés --que posee el 15% de las acciones de EADS-- en el asunto y rechazaron la comisión de delito alguno.

PAPEL DEL ESTADO

"El Estado francés tuvo un comportamiento irreprochable y no ha jugado papel alguno en la venta sospechosa de acciones del grupo aeronáutico EADS", declaró Breton a 'Le Monde' tras asegurar que el Estado siempre ha considerado "estratégica" su participación en EADS y que por esa razón jamás vendió una sola participación.

En la misma línea se pronunció su sucesora, Christine Lagarde, quien no obstante admitió que los servicios de su ministerio recomendaron en enero de 2006 disminuir la participación del Estado en el grupo EADS, teniendo en cuenta el valor de las acciones en ese momento.

Y remachó que esta recomendación se fundó "exclusivamente" en informaciones públicas de carácter financiero y sin mención al retraso que tenía la fabricación del A-380 ni de las dificultades operativas del grupo EADS.

En las filas de la izquierda, el primer secretario del Partido Socialista Francés, François Hollande, denunció la "doble responsabilidad" del Estado y los sindicatos se declararon "indignados" llegando incluso a pedir la revisión del plan de reestructuración que prevé la supresión de 10.000 puestos de trabajo.

El primer accionista privado francés con el 12% del capital, el grupo Lagardère, dijo estar "sorprendido" por la revelación de un documento que no es la "conclusión" de la autoridad bursátil francesa y anunció que emprenderá acciones judiciales para "obtener una reparación".

La bolsa de París castigó duramente a Lagardère y sus acciones sufrieron una caída del 5,42% en el momento del cierre, cotizándose a 58,45 euros.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies