España fue el quinto país en número de productos alimenticios de riesgo para la UE en 2005

Actualizado 30/06/2006 15:36:25 CET

BRUSELAS, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

España ocupó en 2005 el quinto puesto de la clasificación de países que fueron origen del mayor número de productos alimenticios considerados de riesgo para la salud por la Unión Europea (UE) y que, por tanto, fueron objeto de una notificación a través de su Sistema de Alerta Rápida para alimentos, según el balance sobre su actividad del año pasado que presentó hoy la Comisión Europea.

El documento atribuye a España el origen de 126 notificaciones de una posible situación de riesgo con distintos productos del total de 3.158 que se registraron en 2005, tanto de Estados miembros como de países terceros. Por encima quedaron Irán, con 474 notificaciones; China, con 249; Turquía, con 199, y la India, con 138.

Por otra parte, el balance señala que del total de notificaciones de alerta, España fue autor de 415, no por origen del producto, sino por ser el país quien dio la alerta.

La actividad del Sistema de Alerta Rápida de riesgos en la cadena alimentaria en 2005 señala que los productos que fueron más veces sometidos a un control, o al menos a una notificación del posible riesgo que podrían entrañar para la salud pública fueron las carnes, pollos, pescado, frutas y legumbres, especias y hierbas.

Asimismo, se identifican como "los principales peligros" para la salud la presencia que se halló en los alimentos de microorganismos nocivos, como la salmonela, o sustancias ilegales, como el colorante Sudán.

El informe señala como el "incidente alimentario mayor" ocurrido en 2005 el hallazgo de la sustancia química ITX en leche infantil.

El Sistema de Alerta Rápida de riesgos en los alimentos y en la cadena alimentaria permite un intercambio de información entre los Estados miembros sobre el hallazgo de un producto o una sustancia que puedan ser perjudicial para la salud. La alerta puede darse a través de dos tipos de notificación. La primera es la "notificación de alerta", para los casos en los que el producto en cuestión ya ha sido puesto en el mercado comunitario y el Estado miembro que lo detecta informa al resto para que se tomen medidas inmediatas de su retirada, por ejemplo.

El segundo tipo de notificación es de "información", que se envía cuando se ha detectado un riesgo pero no es necesario tomar medias urgentes porque el producto no está al alcance de los consumiodores. Este suele ser el caso más habitual para productos importados de países terceros y a los que, cuando se evalúa el riesgo, se bloquea en la frontera con la UE.

PRODUCTOS IMPORTADOS

El balance de 2005 indica que el año pasado se produjeron 956 notificaciones de alerta y otras 2.202 de información y que el 46% de los casos se referían a productos que habían sido detenidos en la frontera. En estos casos el Sistema de Alerta también disponde un servicio de información a los países terceros que son origen del producto de riesgo. Así, en 2005 se enviaron 2.188 notas de informaciones a otros países, aunque en los casos más graves el procedimiento se hace a través de un correo oficial en el que se pide a las autoridades que tomen medidas como la suspensión de las exportaciones o la intensificación de los controles.

La Comisión Europea registró, como viene siendo habitual, un incremento de los posibles casos de riesgos alimentarios en la UE con respecto al año anterior, aunque en 2005 el crecimiento de los casos fue más acusado de lo normal, por razones que podrían tener relación con la mejora de la comunicación preventiva entre los Estados miembros, la mejora de los controles o el incremento de los controles fronterizos que han dado como resultado un aumento de las importaciones, provocado por la ampliación de la UE.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies