Fidelity declara un 1% en Pescanova en plena crisis empresarial

Actualizado 14/03/2013 16:12:41 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Fidelity International Limited ha declarado una participación del 1,010% en el capital de social de Pescanova, valorada en 1,71 millones de euros a los actuales precios de mercado del grupo gallego, en plena crisis de reestructuración de su deuda.

En concreto, la entidad traspasa el umbral del 1% con la adquisición de 22.888 títulos de la compañía gallega la misma semana en la que el consejo de administración, reunido este jueves de forma extraordinaria, aborda el futuro de la firma y en la que su presidente, Manuel Fernández de Sousa, debe rendir cuentas de su gestión.

Por su parte, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el fondo Luxempart, tercer accionista de la firma con un 5,837%, se ha desprendido de bonos convertibles de la compañía, en concreto de 172.890 títulos, por los que ingresó 4,1 millones de euros, inferior al precio de ejercicio que sería de 28,92 euros.

Luxempart, que no desvela el comprador de dichos bonos, mantiene tras la operación un total 414.938 títulos.

La reunión de este jueves se produce después de que la empresa admitiera que había "discrepancias significativas" entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria.

En el encuentro, que se desarrolla en medio de un gran hermetismo y sin permitir el acceso de los medios a las instalaciones de la planta, los consejeros podrían pedir que el presidente, cuyo mandato acaba a finales de abril, deje su cargo y dé paso a un nuevo equipo directivo.

Según han informado a Europa Press en fuentes cercanas al consejo, el máximo órgano de dirección de la compañía podría plantear una moción de confianza al presidente, que debe contar con la mayoría de los votos de los consejeros, o cabe la posibilidad de que incluso sea el propio Fernández de Sousa el que presente su dimisión de manera voluntaria.

Las mismas fuentes han señalado que se trata de una reunión clave para el futuro de la firma, cuya deuda total puede superar los 2.000 millones de euros, es decir, unos 500 millones de euros por encima de lo que figura en el pasivo auditado, correspondientes a operaciones que no están contabilizadas.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies