El Gobierno catalán inicia conversaciones con la eslovena Gorenje sobre la compra de Domar

Actualizado 22/06/2006 16:13:10 CET

BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Trabajo e Industria de la Generalitat de Cataluña, Jordi Valls, anunció hoy que la Administración catalana ha iniciado y continuará manteniendo conversaciones con la dirección de la multinacional eslovena Gorenje sobre la posible compra de la empresa catalana Domar, dedicada a la fabricación de lavadoras en su planta de Martorelles (Barcelona).

Así se lo hizo saber hoy el conseller al comité de empresa de Domar, cuando las centrales sindicales le pidieron que retomase las conversaciones con Gorenje después de que quedaran rotas las negociaciones con los propietarios de Domar. Gorenje es uno de los principales fabricantes de línea de marca blanca de electrodomésticos de Europa y cuenta con 43 filiales en todo el mundo, según informó hoy el sindicato UGT.

El comité de empresa de Domar, que ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a 102 trabajadores --el 31% de la plantilla, compuesta por 345 trabajadores--, también reiteró a Valls su "desconfianza" hacia el plan de viabilidad presentado por Domar.

Asimismo, indicó que, si la venta de la compañía resulta inviable, el comité sólo está dispuesto a negociar "para toda la plantilla", de modo que "en caso de volver a producirse una situación parecida en el futuro", se deberían mantener las condiciones pactadas para los afectados en el expediente actual.

Por otra parte, la plantilla de la compañía inició anoche, a las 22 horas, una huelga de 24 horas para protestar contra el expediente y para pedir mayores indemnizaciones para la plantilla. Los trabajadores se concentraron frente al Parlamento catalán, en el parque de la Ciutadela de Barcelona.

La dirección de Domar ha ofrecido a los trabajadores indemnizaciones equivalentes a 26 días de salario por año trabajado, así como prejubilaciones a los 57 años --complementando el 70% de la base reguladora del salario hasta los 65 años-- y 58 años --con el 80% de la base reguladora--.

La compañía ha presentado de forma voluntaria un concurso de acreedores --antigua suspensión de pagos-- ante los Juzgados de lo Mercantil de Barcelona para "proteger los derechos de los trabajadores y sus acreedores".

Domar asegura que ha perdido el 21% de sus ventas por la rescisión "unilateral e inesperada" el pasado mes de marzo de un contrato de New Pol (Merloni) con el que el antiguo propietario se comprometía a adquirir 270.000 lavadoras en cuatro años.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies