Las grandes superficies facturan un 8,7% más en 2007, hasta 45.293 millones, e invierten un 5,5% más

Actualizado 13/10/2008 16:55:39 CET

Instan a terminar con una regulación administrativa "agobiante, injusta y discriminatoria" hacia la gran distribución

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los grupos integrados en la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) facturaron 45.293 millones de euros en el ejercicio 2007, lo que significa un aumento del 8,7% en relación a las ventas del año anterior, al tiempo que invirtieron cerca de 2.800 millones de euros, un 5,5% más que en 2006.

El presidente de la asociación, Juan Manuel de Mingo, aseguró, durante la asamblea anual de Anged, que la inversión de estas empresas --entre las que figuran El Corte Inglés, Carrefour, Eroski, Alcampo, Cortefiel, Ikea, Fnac, Leroy Merlin y Toys'R'Us, entre otras-- se sitúa muy lejos de su potencial, dadas las "restricciones impuestas" al sector en determinadas comunidades autónomas.

Estas empresas incorporaron a lo largo de 2007 un total de 578 nuevos establecimientos, con más de 465.000 metros cuadrados y 20.314 empleos. De este modo, al cierre del pasado ejercicio, sumaban 265.500 trabajadores, un 8,3% más, con un 74,2% de puestos de trabajo indefinido.

De Mingo expresó la apuesta de estas compañías por mejorar la competitividad y la eficiencia empresarial, por consolidar el esfuerzo inversor y por seguir trabajando de acuerdo con principios de desarrollo sostenible.

RECETAS ANTE LA CRISIS

A su juicio, éstas son las mejores "recetas" con las que las grandes empresas de distribución pueden contribuir a superar la actual situación económica, de modo que el consumo, la creación de empleo y la producción industrial "recuperen el pulso".

El presidente de Anged exigió que la gran distribución deje de recibir un "trato discriminatorio" frente a otros formatos, que, en su opinión, gozan de un privilegio "totalmente injusto". "El exceso de regulación nos crea muchos problemas", subrayó De Mingo, quien, no obstante, se mostró convencido de que "en esta nueva etapa será simplemente un recuerdo del pasado".

En este sentido, recordó las actuaciones liberalizadoras de la Comunidad de Madrid y reconoció la actuación del Gobierno central con la presentación de recursos de inconstitucionalidad ante "agresiones autonómicas discriminatorias y penalizadoras" de la actividad de las grandes empresas de distribución.

Por otra parte, consideró que la transposición de la Directiva Europea de Liberalización de los Servicios constituye una "ocasión inmejorable" para superar la actual situación, que presenta una regulación administrativa "agobiante, disforme e injusta" para las grandes empresas de distribución.

Asimismo, el presidente de Anged defendió la necesidad de trabajar conjuntamente con los proveedores y la industria para conseguir la máxima calidad y los mejores precios y satisfacer las demandas de los consumidores.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, quien participó en la clausura de la asamblea de Anged, aseguró que las preocupaciones de esta organización, cuyas empresas concentran alrededor del 21% de las ventas y el 13% del empleo del comercio minorista, "son las preocupaciones del Gobierno". "La actual coyuntura económica es una razón más para acometer, lo antes posible, las importantes transformaciones que este sector demanda", subrayó.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies