Iberdrola elogia la transición al mercado libre, pero discrepa en la garantía de potencia

Actualizado 24/10/2007 15:33:15 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola considera que el proceso de transición del modelo tarifario a otro liberalizado emprendido por el Gobierno supone un "paso cualitativo", pero discrepa de la forma con la que se ha diseñado el desarrollo de la garantía de potencia.

El presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, aseguró en una presentación ante analistas celebrada hoy que el final del sistema tarifario es "un paso muy importante", y valoró positivamente que el propio Gobierno haya reconocido que la última congelación de tarifas responde en realidad a motivos de "responsabilidad política".

Galán consideró que el reconocimiento de un déficit 'ex ante' es "un salto cualitativo muy importante", y comparó esta herramienta de "tránsito" para repercutir el déficit tarifario de los préximos ejercicios con su experiencia en la milicia universitaria.

No obstante, el director de operaciones de Iberdrola, José Luis San Pedro, dijo no ver "claro" el desarrollo de las novedades legislativas en cuanto a la garantía de potencia.

"El tema está aún sin resolver", señaló antes de considerar que es necesario pagar suficientes incentivos a largo plazo para que exista nueva potencia. En todo caso, consideró que las bases sobre las que el Ministerio ha planteado los cambios responden a "principios razonables".

Galán condicionó anteriormente las inversiones previstas en actividad regulada, de 5.800 millones hasta 2010, a "un marco normativo adecuado en transparencia y suficiencia económica".

El Ministerio de Industria ha impuesto condiciones más exigentes a las empresas en la prestación de los servicios de disponibilidad de potencia para el sistema, al tiempo que permite una optimización de los recursos financieros dedicados a estos efectos.

La memoria económica asociada a este aspecto apunta una reducción de los cobros por parte de las compañías eléctricas desde los 1.200 millones de euros de 2006 a una cifra de cerca de los 300 millones de euros para el servicio de capacidad a largo plazo.

Por otro lado, Iberdrola estima que hasta septiembre el déficit de tarifa atribuido a la compañía se sitúa en 242 millones, lo que supone un 35% del déficit estimado para el sector. Esta cifra incluye la detraccion de derechos de emisión conforme a la interpretación por parte de la empresa del decreto sobre la materia.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies