Iberdrola logra el visto bueno del regulador de New Hampshire para la compra de Energy East

Actualizado 02/01/2008 15:33:56 CET

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha obtenido el visto bueno del regulador de la actividad del sector eléctrico del Estado de New Hampshire (New Hampshire Public Utilities Commission) a la adquisición del grupo estadounindense Energy East, anunció el organismo supervisor.

En concreto, el regulador entiende que la operación no conllevará efectos adversos sobre la actividad eléctrica en New Hampshire y se adecua a los criterios de interés público conforme a los que se formulan las aprobaciones.

Energy East es propietaria en este Estado del Noreste de Estados Unidos de la filial gasista New Hampshire Gas Corporation, con una cartera de apenas 1.000 clientes. Iberdrola se ha comprometido a mantener la plantilla y las inversiones previstas en esta filial.

Esta autorización es la segunda de las cuatro de carácter estatal requeridas por el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán para la compra de Energy East. Tras la 'luz verde' de las autoridades de Connecticut y New Hampshire, la eléctrica española está a la espera de las aprobaciones de la Maine Public Utilities Commission y de la New York Public Service Commission.

Si se cumple el calendario previsto, estas dos últimas aprobaciones se recibirán previsiblemente en febrero y junio, respectivamente, tras lo que la eléctrica española habrá cumplido el objetivo de cerrar la adquisición de Energy East en el primer semestre del año.

La operación ya ha obtenido las cuatro autorizaciones federales pertinentes, entre las que figuran la relativa a inversiones extranjeras y transacciones que puedan afectar la seguridad nacional --Ley Exon-Florio--, la necesaria en aplicación de las reglas de competencia --Ley Hart Scott Rodino-- y la de la autoridad competente para examinar el cambio de control en compañías con licencias de actividades de telecomunicaciones --Federal Communications Commision--.

A comienzos de diciembre, y con dos meses de antelación, la eléctrica logró la aprobación de la Comisión Federal de la Energía, la Federal Energy Regulatory Commission, con lo que se hizo con los cuatro permisos estatales pertinentes.

La compra de Energy East, aprobada por el 93% de los accionistas de la empresa estadounidense, está valorada en 6.400 millones de euros, de los que 3.400 millones corresponden al valor de los activos y otros 3.000 millones a la deuda de la adquirida.

Energy East dispone de una capacidad instalada de 555 megavatios (MW) y generó en 2006 un Ebitda de 729 millones de euros. Su beneficio neto anual se aproxima a los 200 millones y su presencia es significativa en el Noreste de Estados Unidos y, en especial, en los Estados de Nueva York, Maine, Connecticut, Massachussetts y New Hampshire.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies