Economía/Empresas.- El juez suspende la celebración de la junta extraordinaria en el Enebro (Bodegas Vega Sicilia)

Actualizado 10/12/2010 17:54:35 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de lo Mercantil número dos de Madrid ha suspendido la celebración de la junta general extraordinaria de accionistas en El Enebro, sociedad patrimonial de la familia Álvarez (Grupo Eulen) y titular de Bodegas Vega Sicilia, entre otros activos, informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

De esta forma, el juez acepta las razones alegadas por el fundador de Eulen, David Álvarez, y dos de sus siete hijos, María José y Jesús David Alvarez Mezquiriz, en la demanda que presentaron para evitar la celebración de dicha junta, convocada judicialmente y prevista en principio para el próximo 16 de diciembre.

Dicha junta fue solicitada por los otros cinco hijos del fundador de Eulen e incluía como orden del día el cese y/o nombramiento de administradores.

De este modo, los hijos 'disidentes' buscarían ratificar los acuerdos de la junta extraordinaria celebrada el pasado mes de enero, donde aprobaron la salida del consejo de administración de su padre y de sus hermanos María José y Jesús David, que apoyan a Álvarez en la pugna que mantienen ambas partes desde hace casi un año.

El fundador de Eulen inició un procedimiento judicial para recuperar el control en El Enebro, al defender que no se le está reconociendo el 51% de los derechos políticos de la sociedad. En este proceso, logró que el juez aprobara una medida cautelar por la que se procedió a la anotación preventiva en el registro mercantil de la demanda de impugnación de los acuerdos de la junta de enero.

DIVERGENCIAS EN EULEN.

Las divergencias familiares también se han sucedido en Eulen. El grupo de servicios se rige desde febrero pasado por el sistema de administración solidaria, después de que en una junta convocada judicialmente se acordase la disolución del consejo de administración --integrado entonces por el fundador, sus siete hijos y un independiente-- y la designación de Álvarez y su hija María José como administradores solidarios.

Hasta aquel momento, el presidente no podía hacer valer su mayoría en el capital en el seno del consejo de administración, que estaba controlado por cinco de sus hijos.

El primer accionista y su hija María José pretenden volver a constituir un nuevo consejo siempre que haya acuerdo sobre la entrada de consejeros independientes y siempre que el fundador mantenga el control sobre la compañía.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies