Lufthansa exige la puesta en marcha del cielo único europeo para afrontar la subida del crudo

Actualizado 16/06/2008 21:27:26 CET

La aerolínea alemana prevé recibir 15 aviones Airbus A380 a finales de 2009 y no descarta realizar nuevos pedidos

FRANKFURT, 16 Jun. (De la enviada especial de EUROPA PRESS Ambra Canale) -

El presidente de Lufthansa, Wolfgang Mayrhuber, exigió hoy a las autoridades europeas la puesta en marcha del cielo único europeo, lo que permitiría a las aerolíneas no sólo un importante ahorro de combustible, sino también un descenso de 4,7 millones de toneladas de emisiones de CO2, teniendo en cuenta los 468 millones de kilómetros volados de más en 2007.

En el acto de inauguración del segundo 'Quality Day' de Lufthansa, este año dedicado a la calidad de los productos y a la sostenibilidad, Mayrhuber recalcó que el cielo único europeo es un "proyecto muy importante" para el sector de la aviación, que tiene que hacer frente a un gasto de combustible adicional por la falta de rutas directas en Europa.

"El sector aéreo tiene la firme intención de reducir las emisiones de CO2, pero esto pasa por la implementación del cielo único europeo, que sigue siendo uno de los mayores proyectos medioambientales en Europa", destacó el presidente de la aerolínea alemana.

A este respecto, Mayrhuber recalcó que a Lufthansa le preocupan "mucho más los diez años de retraso del cielo único europeo que los retrasos del Airbus A380". "Europa necesita tener el cielo único y las autoridades deben centrarse en su puesta en marcha", insistió el presidente de la aerolínea.

El vicepresidente ejecutivo de Operaciones de la aerolínea, Jürgen Raps, recordó que la primera vez que se habló de dicha medida fue en 1996, y consideró que el problema de su lanzamiento es "exclusivamente político". "Los aviones pueden volar de manera directa, pero no se les permite, sobre todo por las zonas militares, que en algunos casos ni se utilizan", apuntó Raps, que aseguró que las aerolíneas están "presionando" a las autoridades europeas para su lanzamiento.

SUBIDA DE TARIAS DESDE HOY.

En lo referente al combustible, Mayrhuber precisó que por ahora no están previstas medidas adicionales al recargo que ya se aplica en los billetes, y que justo hoy se incrementó en diez euros en las rutas de largo radio, hasta los 92 euros por trayecto, y en tres euros en las domésticas y europeas, hasta los 24 euros por trayecto.

El presidente de la aerolínea descartó así que Lufthansa empiece a cobrar la facturación de maletas, tal y como han anunciado ya algunas aerolíneas estadounidenses, y señaló que la compañía seguirá monitorizando el precio del combustible para aplicar un recargo en función del mismo.

A380 A FINALES DE 2009.

El presidente de Lufthansa confirmó durante el acto, que se celebró hoy en el hangar del A380 que tiene la compañía en Frankfurt, que la aerolínea alemana recibirá a finales de 2009 su primer avión 'superjumbo' de Airbus, más de un año después de lo pactado inicialmente con el constructor aeronáutico europeo -verano de 2008--. No obstante, Mayrhuber no se mostró preocupado por este retraso, ya que Lufthansa "tiene flexibilidad suficiente" para poder esperar.

El vicepresidente para la entrada en servicio del A380 de Lufthansa, Joachim Schneider, puntualizó que todas las compañías se han visto afectadas por las demoras, aunque la compañía alemana "puede esperar", y aseguró que los retrasos "no tienen nada que ver con la calidad del avión sino con su volumen de producción".

Schneider agregó que Lufthansa "podría realizar más pedidos de A380", aunque todo dependerá de los resultados de la puesta en funcionamiento de los primeros 15 aparatos. "Lufthansa está creciendo y se lo podría plantear", recalcó Schneider, quien recordó la compañía alemana "no será la primera en recibir un A380, pero estará entre las primeras, tal y como quería".

Los 'superjumbo' de Lufthansa tendrán una configuración compuesta por 500 asientos --frente al máximo de más de 850 que permite el avión-- repartidos en dos niveles y tres clases: 'first class', 'business class' y 'economy'. El aparato, en condiciones de capacidad máxima, se podrá evacuar en 78 segundos.

La aerolínea, que cuenta con un pedido de 15 aviones y cinco opciones, está además estudiando las infraestructuras de 20 aeropuertos de todo el mundo para comprobar si sería posible operar con un A380, que debido a sus dimensiones necesita una serie de condiciones especiales, como la posibilidad de poder embarcar a la vez sus dos niveles. Entre dichos aeródromos se encuentran los de Frankfurt, Dubai, Hong Kong, Seul, Bangalore, Delhi, Shanghai o Beijing, entre otros.

Schneider agregó que las operaciones con el 'superjumbo' no sólo harán posible que los clientes de la compañía "disfruten de sensaciones únicas", sino que además permitirá a la compañía una reducción del gasto de combustible y una disminución de las emisiones contaminantes y del ruido.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies