Madrid quiere que Pescanova deje Portugal y vuelva a Galicia, según la prensa lusa

Actualizado 09/02/2007 14:54:35 CET

LISBOA, 9 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El Gobierno quiere ubicar los proyectos de Pescanova en Portugal en Galicia, según informa hoy 'Diario Económico', que indica que el Ejecutivo de Madrid ha presionado al Gobierno gallego para que logre convencer a la empresa de que invierta los 140 millones de euros previstos en la piscifactoría lusa de Miras en Galicia.

El rotativo asegura, citando fuentes no identificadas, que la inversión de Pescanova en Portugal "está molestando al Gobierno español", y por eso "está presionando al de Galicia para convencer a Pescanova de que devuelva la inversión de 140 millones de euros a la región de origen".

Sin embargo, a pesar de la presión, dice el diario, la inversión en Portugal parece no correr peligro, según confirmaron la propia Pescanova y el Ministerio de Agricultura y Pescas portugués. El presidente de la multinacional gallega, Manuel Fernández Sousa, aseguró cuando firmó el acuerdo en Lisboa que "la nueva fábrica de Mira es prioritaria e irreversible" por lo que, según el diario, "después de la palabra dada, solamente un atraso significativo en los plazo podría llevar a Pescanova a repensar la inversión en Portugal".

Este escenario, según el ministerio de Agricultura y Pesca luso, no puede darse porque aunque el proyecto todavía está esperando el estudio de impacto ambiental "no hay ningún problema con él" y "el próximo día 27 tendremos la primera versión del estudio de impacto ambiental y al día siguiente, el 28 de febrero se firmará el contrato con Pescanova", aseguró el secretario de Estado Ajunto Luis Vieira.

Además, recordó que ya se están realizando los preparativos necesarios para la apertura de la piscifactoría y que "ya hay equipos en la coste evaluando los locales de instalación de las canalizaciones".

Pero a pesar del interés de Pescanova y del Gobierno portugués, todavía hay algunos problemas que resolver antes de que sea viable el proyecto, y prácticamente todos tienen que ver con el medio ambiente.

"El proceso avanzará cuando se verifique que no hay consecuencias significativas para el hábitat" y si "todo va bien", indicó Luis Vieira, "de aquí a tres semanas habrá un acuerdo final". El proyecto de Pescanova ha sido considerado de interés prioritario por el gobierno luso, por ello podrá, como último recurso recurrir al principio de interés público y relegar para un segundo plano la protección ambiental.

Hace pocas semanas, según el diario, el Ejecutivo de José Sócrates ya alteró a medida de Pescanova el régimen de incentivos MARE, un programa para el desarrollo sustentable del sector de la pesca, que le darán a la empresa gallega 40 millones de euros en ayudas financieras.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies