Más de la mitad de las empresas familiares nombrarían un primer ejecutivo ajeno, según PwC

Actualizado 21/10/2007 14:39:09 CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de las empresas familiares se plantearían la contratación de un miembro ajeno a la familia como sucesor en la alta dirección, según el informe 'La Empresa Familiar en España 2007', elaborado por PricewaterhouseCoopers.

Según el estudio, la planificación de la sucesión en la dirección de la compañía familiar debe iniciarse algunos años antes del momento del relevo si se quiere que sea efectiva.

Además, la sucesión en la dirección presenta a la familia y a los accionistas la oportunidad de examinar con profundidad la estrategia de negocio, establecer nuevos objetivos y determinar qué habilidades deberán tener el próximo líder y su equipo directivo para lograr los objetivos previstos.

Así, el socio responsable de la Unidad de la Empresa Familiar de PwC, José Félix Gálvez, considera que para asegurar el éxito en el relevo generacional "es necesario planificarlo con suficiente antelación, definir claramente la cultura y los valores de la empresa y garantizar la profesionalidad de los sucesores".

UN 51% NO DISPONE DE PROTOCOLO FAMILIAR ESCRITO.

Por otra parte, el informe subraya que más de la mitad de las empresas (51%) no dispone de protocolo familiar escrito, lo que considera "alarmante".

Asimismo, el 51% de las compañías encuestadas carece de un acuerdo familiar que regule las condiciones en materia de salida y entrada en la compañía de los miembros de la familia.

En lo que que se refiere a los mecanismos de resolución de conflictos entre miembros de la familia, trabajen o no en la empresa, ocho de cada diez empresas no cuenta con ninguno de ellos.

Respecto a las prioridades financieras para las empresas familiares, las principales son el control de costes y la mejora de 'cash flow', con un 78% de las encuestadas.

Sobre los retos, las compañías identifican las limitaciones relacionadas con el personal y el desarrollo de la estrategia de negocio como principales retos de crecimiento.

PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA.

En cuanto a la planificación estratégica, sólo una de cada tres compañías familiares planifican la estrategia de la empresa cada año, mientras que un 25% reconoce no realizar nunca un ejercicio de planificación estratégica.

Así, el estudio aconseja a los propietarios de empresas familiares que "se planteen la introducción de un proceso de planificación formal que le fuerce de manera periódica a examinar su negocio y las influencias internas y externas que le afectan".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies