Moody's mantiene sin cambios el rating 'A3' de Vodafone

Actualizado 24/05/2013 18:15:09 CET

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Moody's ha confirmado el rating 'A3', con perspectiva 'estable' de la operadora de telecomunicaciones Vodafone, tras los resultados de su último ejercicio fiscal y el anuncio de que destinará el dividendo de 2.100 millones de libras (2.452 millones de euros) que recibirá en junio de Verizon Wireless a cuestiones de espectro y de empresa en vez de a remunerar a los accionistas.

El vicepresidente de Moody's y analista jefe de Vodafone, Iván Palacios, explicó que la confirmación del rating obedece a que la débil posición crediticia de Vodafone dentro de la categoría 'A3' está "ampliamente compensada" por el creciente valor y la contribución al flujo de caja de su participación del 45% en el accionariado de Verizon Wirelsss.

"En nuestra opinión, Vodafone tiene flexibilidad financiera para mejorar su métrica crediticia, como demuestra la decisión de sus responsables de quedarse con el dividendo de 2.100 millones de libras (2.452 millones de euros) que recibirá de Verizona Wirelss en vez de entregárselo a los accionistas", señala palacios en un comunicado.

Moodys subraya que el "muy sólido comportamiento operativo" de Verizona Wireless, apoyado por su tamaño, su posición de mercado, su reputación y la buena calidad y ejecución de su servicio, "compensan el débil comportamiento de Vodafone en algunos de sus principales mercados europeos, particularmente España e Italia".

En este sentido, incide en que este deterioro se ve subrayado por el cargo de 7.700 millones libras (8.992 millones de euros) que ha provisionado en el año fiscal 2012/2013 en relación con sus negocios en Italia y España.

El rating 'A3' de Vodafone refleja su "gran tamaño", la diversificación de sus beneficios debido a su fuerte posición en muchos mercados diferentes y a la flexibilidad financiera derivada de su participación en Verizon Wireless. Además, también tienen en cuenta el enfoque de la dirección de equilibrar la remuneración a los accionistas con la protección de los tenedores de deuda.

Sin embargo, también incluye las "tendencias negativas" experimentadas en los principales mercados del Oeste de Europa, incluidas la elevada competencia, el lento crecimiento, las presiones regulatorias y la debilidad macroeconómica.

La operadora británica de telefonía móvil obtuvo un beneficio neto de 673 millones de libras esterlinas (786 millones de euros) al cierre de su ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, lo que supone dividir por diez sus ganancias del año anterior, en gran medida por las depreciaciones asumidas en sus filiales de España e Italia.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies