La plantilla de Clesa en Madrid denuncia falta de materia prima para fabricar y retrasos en nóminas

Actualizado 27/01/2011 20:34:25 CET

Empresa y trabajadores comenzarán a negociar la próxima semana un ERE temporal para fábricas y delegaciones comerciales

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de Clesa, compañía láctea propiedad de la familia Ruiz-Mateos, ha convocado una jornada de protesta el próximo lunes para denunciar la "grave situación que atraviesa desde hace varios meses" la planta de Madrid como consecuencia de la "situación financiera actual de la empresa", según informó en un comunicado.

Esta situación, según el comité, está generando retrasos "continuos" en el pago de las nóminas de los trabajadores (paga extra y salario de diciembre), así como "reiteradas faltas de materia prima para poder fabricar", de modo que la compañía se ha visto obligada a realizar "paradas parciales o incluso totales como la del pasado lunes 24 de enero".

Los representantes sindicales afirmaron que la falta de materia prima ha provocado que "de manera provisional, según la dirección", las líneas de frío no vuelvan a funcionar en esta planta, "con el consiguiente desabastecimiento del mercado", y que en las líneas de ambiente no se fabrique en función de las necesidades comerciales, sino dependiendo de la materia prima disponible.

Estas circunstancias preocupan "enormemente" a los miembros del comité de empresa, que han convocado a los trabajadores a una concentración en la puerta de la empresa el próximo lunes, 31 de enero, de 14.00 a 16.00 horas.

Además, el comité informó de que tiene comunicación de la empresa de la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal para las fábricas de Clesa en Madrid, Caldas de Reis (Pontevedra) y Sevilla, así como para la planta de Royne en Leganés (Madrid) y para las delegaciones comerciales de ambas marcas en todo el territorio español.

Según informaron a Europa Press en fuentes sindicales, las conversaciones con los trabajadores sobre el ERE temporal comenzarán la próxima semana, por lo que por el momento se desconoce su duración y el número de empleados que podrían estar afectados.

Además, afirmaron que la situación que sufre la planta de Clesa en Madrid es un "problema generalizado en todos los centros de trabajo" de Nueva Rumasa. "No sabemos la dimensión que adquirirá", concluyeron.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies