Repsol no tiene intención de salir de ningún país de Latinoamérica

Actualizado 09/04/2008 18:25:20 CET

LISBOA, 9 Abr. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, aseguró hoy que la petrolera española no tiene intención de salir de ningún país de latinoamérica, en particular Ecuador y Bolivia, y recalcó que solo se irían de países en los que no los quieren, que no es el caso.

En una conferencia de prensa celebrada en Lisboa, donde el ejecutivo recibió el premio a Gestor Español del Año 2007 de la Cámara de Comercio Luso-Española, el presidente de Repsol aseguró que a día de hoy no tiene intención de retirarse "de ningún país" y si "de hacer las cosas bien" y matizó que tanto en Ecuador como en Bolivia las cosas van por buen camino.

"Nos retiraríamos de aquellos sitios de donde no nos quieran, obviamente. ¿Y esto que significa?, pues sitios en donde o bien la legislación es muy gravosa o bien el entorno determinado no sea muy razonable para una compañía", indicó el presidente de la mayor petrolera española, que consideró que esas condiciones no se dan en estos momentos en ninguno de los países en los que están presentes.

"En todos los países tenemos nuestra vida, ni fácil ni difícil, la de un petrolera en una región que está creciendo mucho y que también tiene sus propios retos", indicó.

Respecto a Bolivia, Brufau explicó que este país andino "está en una fase de construcción nacional" y aunque reconoció que allí tuvieron problemas con la aplicación del decreto de la ley de nacionalización, "llegamos a un acuerdo con el gobierno y el presidente Evo Morales y ahora se trata de continuar en esa aplicación", recalcó.

En estos momentos Repsol YPF y el gobierno boliviano están conversando sobre el traspaso de la propiedad mayoritaria de las compañías que hoy son todavía privadas. Hay cuatro en las que todavía tienen un 51% y tienen que ceder la mayoría al Estado de Bolivia.

"Desde el primer día que acordamos la migración de los contratos, ese decreto ya estaba, por tanto somos muy conscientes de ello" recalcó el presidente de Repsol, que incidió en que ahora lo importante es "de que forma gestionar la sociedad" porque "obviamente, nosotros podemos ceder el control pero, una parte importante de la gestión, que hoy es 100% de Repsol, tiene que continuar siendo básicamente tutelada por Repsol", aclaró.

Brufau insistió en que no se plantean salir de Bolivia. "Nos planteamos salir de un país cuando no se nos quiere, porque no lleva a nada estar en ese sitio" pero, en el caso de Bolivia, "nos han dicho por activa y por pasiva que Repsol es la compañía más grande del país y una compañía muy apreciada, a pesar de todos los matices que pueda haber habido en el pasado".

Por eso, en su opinión, la responsabilidad de la petrolera "no es abandonar a la primera dificultad, sino intentar por el bien de todos, también por el de Repsol YPF, que las cosas vayan bien".

Los problemas en Ecuador parece que también van por el buen camino, respecto a la resolución de ley que imponía un gravamen del 90% a las ganancias extraordinarias de las empresas extranjeras.

"Estuve hace una semana y media con el presidente de Ecuador y tuvimos un diálogo francamente positivo. En estos momentos la negociación va por otro camino, por un camino de más racionalidad económica", aclaró Brufau.

En su opinión, "el presidente Correa lo que quiere es inversión, y lo relevante no es que sea nacional o extranjera, es que sea inversión, porque la inversión genera riqueza y desarrollo".

"Nosotros estamos hace muchos años en Ecuador, así se lo comunique al presidente Correa y creo que fue un diálogo francamente positivo, todos los ministros del ramo y el presidente, están por avanzar con una relación más estrecha con Repsol, y con todos los demás, Pero con las reglas del juego claras, que es muy importante para una compañía como nosotros", concluyó Brufau.

Europa Press Comunicados Empresas