Reyal Urbis trabaja para presentar un convenio de acreedores y confía en superar el concurso

Viviendas y pisos de Reyal Urbis
REYAL URBIS
Actualizado 20/05/2013 19:47:05 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Reyal Urbis trabaja en la elaboración de un convenio de acreedores para pagar su deuda de 4.345 millones de euros que espera "sea recibido de forma positiva por sus acreedores".

La inmobiliaria que controla y preside Rafael Santamaría confía en superar el concurso en que está inmersa desde comienzos del pasado mes de marzo y cree que este proceso "reforzará la posición financiera del grupo", según indica la empresa en su informe anual de 2012.

En el momento en que se declaró insolvente, Reyal Urbis presentaba un 'agujero patrimonial' de 1.724 millones de euros, dado que contaba con un activo valorado en 2.621,38 millones de euros para atender una deuda de 4.345,43 millones, según datos del auto del Juzgado que admitió el concurso.

En su informe anual, la compañía detalla que "las duras condiciones externas e internas hicieron inevitable" que la empresa solicitara el amparo de la Ley Concursal.

"SITUACIÓN PRIVILEGIADA".

No obstante, la inmobiliaria destaca que continúa teniendo en su balance "una de las mayores carteras de activos inmobiliarios del sector". "Ello, unido al esfuerzo realizado para adaptar nuestros precios y a nuestra diversificación geográfica permitirá (a la empresa) mantenerse en una situación privilegiada a la espera de la recuperación económica del sector", según indica la inmobiliaria.

Así, Reyal garantiza que "seguirá haciendo sus mayores esfuerzos para optimizar su valor dentro del nuevo escenario" y que el "concurso se superará", y como resultado del mismo "se reforzará su capacidad para afrontar los compromisos financieros".

DEUDA CON HACIENDA.

Según informó la propia inmobiliaria cuando acordó acogerse a la Ley Concursal, la empresa adeuda unos 400 millones de euros a la Agencia Tributaria y otros 215 millones de euros al Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Además, debe unos 700 millones de euros a la Sareb, consecuencia de la transmisión a este 'banco malo' de créditos al promotor de los bancos nacionalizados y de los que han recibido ayudas.

Europa Press Comunicados Empresas