Rusia podría adquirir participaciones en grandes empresas del país para ayudarlas a capear la crisis

Actualizado 04/12/2008 20:08:01 CET

MOSCÚ, Dec 4 (Reuters/EP)

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, admitió hoy que el Gobierno estudia la posibilidad de tomar participaciones en algunas de las principales empresas del país para ayudarlas a sortear la crisis económica global.

De hecho, las turbulencias financieras y la incertidumbre económica han dañado la confianza en las acciones rusas, así como en los bonos y en el rublo, lo que ha provocado que el Kremlin busque respuestas que eviten que las tensiones financieras acaben con el 'boom' de la economía rusa.

En este sentido, Rusia ha comprometido más de 156.198 millones de euros en medidas de apoyo a las compañías rusas, parte de los cuales se emplearon en ayudar a algunos de los hombres más ricos del país a refinanciar su deuda en divisas.

En una intervención en la televisión pública, el ex presidente de la Federación de Rusia admitió que el Estado está estudiando diferentes vías para ayudar a la economía a sortear la crisis.

"Hay otros instrumentos, como por ejemplo, incluir la entrada directa del Estado en el capital de las grandes compañías allí donde fuera ventajoso para el Estado, lo que significa que sería ventajoso para los contribuyentes, así como también en las empresas que sean claves para la economía del conjunto de Rusia", dijo Putin.

A este respecto, diversos analistas coinciden en señalar que Rusia podría dar un impulso al papel del Estado en la economía mediante la compra de participaciones en empresas ante los actuales bajos precios de las acciones.

De este modo, el Gobierno ruso marcaría el punto final del proceso de privatizaciones iniciado en los años 90 que fue aprovechado por algunos hombres de negocios para crear inmensas fortunas a través de la compra de valiosas compañías de materias primas al Estado, en aquel momento casi en bancarrota bajo la presidencia de Boris Yeltsin.

El primer ministro ruso aseguró que la idea había sido trasaladada a las empresas y afirmó que tanto los responsables de las compañías como sus propietarios habían coincidido en que sería "correcto y posible para el Estado su entrada en el capital de las empresas como medida de ayuda ante la difícil situación existente".

"Les dije directamente que esto no sería una transferencia al Estado de la economía rusa, sino un medio para sanearla en las actuales condiciones de crisis financiera mundial", dijo Putin.

Asimismo, Putin, apuntó que el Estado está preparado para tomar participaciones en las empresas clave, pero subrayó que esta decisión debería adopatarse en términos justos.

"Estamos listos, si las compañías lo solicitan, a examinar la posibilidad de entrar en su capital en términos justos. No vamos a comprar barato hoy para vender mañana más caro, pero estas condiciones justas deberán ser definidas junto a los representantes de la comunidad empresarial", indicó.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies