Ryanair tacha de "sin sentido" el informe que justificó el cierre del espacio aéreo por las cenizas

Avión de Ryanair
EP
Actualizado 28/04/2011 13:57:40 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ryanair ha calificado de "sin sentido" el informe realizado por científicos islandeses y daneses en el que se justificaba el cierre del espacio aéreo en Europa a causa de la erupción volcánica en Islandia en los meses de abril y mayo de 2010.

La aerolínea aclaró en un comunicado que "en ningún momento" puso objeción al cierre del espacio aéreo en un radio limitado, como por ejemplo de 50 millas, en las proximidades del volcán, donde "claramente las cenizas eran una amenaza para la seguridad aérea".

No obstante, Ryanair indicó que junto a otras compañías aéreas de la UE consideró que no había evidencia de la presencia de cenizas volcánicas en zonas de Reino Unido, Portugal, España, Francia, Alemania o incluso, Canarias.

"Estos destinos, sufrieron repetidos cierres del espacio aéreo a causa de la torpeza burocrática e incompetencia política que provocaron trastornos innecesarios en los planes de viaje de millones de ciudadanos de la UE", defendió.

Por ello, Ryanair reclamó a los autores del informe que expliquen cómo los aviones realizan vuelos de rutina alrededor de las erupciones volcánicas en Alaska y el sudeste asiático sin ningún tipo de amenaza para la seguridad aérea, cuando las normas de "no vuelo" se aplican normalmente a una zona de entre 20 a 50 kilómetros alrededor de cualquier erupción volcánica.

Ryanair cree que limitar el vuelo a un radio próximo es "una medida de seguridad segura y sensata", pero opina que "no existe ninguna justificación para el cierre del espacio aéreo sobre lugares como Canarias que están a más de 3.000 Kilómetro de distancia de la erupción volcánica en Islandia y en las que no había pruebas de ninguna cenizas volcánica".

"Este informe --que se dio a conocer el fin de semana de Semana Santa-- ha sido claramente diseñado por unos científicos de vergüenza para cubrir las chapuzas de los reguladores que con su mala gestión clausuraron la mayor parte del espacio aéreo de Europa durante abril y mayo de 2010, cuando no existía una amenaza para la seguridad aérea en ningún lugar, excepto en Islandia", concluyó.

Europa Press Comunicados Empresas