Economía/Empresas.- Sacyr ampliará capital en 22 millones para repartir una acción por cada 20 en circulación

Sacyr, Junta De Accionistas De 2102
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2013 20:46:29 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Sacyr ampliará capital en 22,18 millones de euros con el fin de repartir entre sus accionistas una acción nueva grautita por cada veinte actualmente en circulación.

La compañía que preside Manuel Manrique someterá esta operación a la junta general de accionistas convocada para el próximo 27 de junio, que no contempla propuesta de pago de dividendo en efectivo.

La tradicional retribución al accionista en acciones de Sacyr se realizará con cargo a reservas y se articulará mediante la emisión de 22,1 millones de nuevas acciones de un euro de valor nominal cada una.

Entre el resto de puntos que conforman el orden del día de la asamblea de Sacyr figura la reelección como consejero de su primer accionista y vicepresidente Demetrio Carceller, y del consejero independiente Matías Cortés.

La compañía deja además abierta la posibilidad de realizar una eventual designación de nuevos consejeros, al incluir en el orden de la junta "la ratificación de los consejeros que hayan sido designados por el consejo antes de la celebración de la junta".

'VALLEHERMOSO' CAE DE LA DENOMINACIÓN SOCIAL.

Además, Sacyr propondrá a sus socios una modificación de los estatutos para recoger el cambio de denominación social que la empresa acordó el pasado año, por el que 'Vallehermoso' se cae de dicha denominación.

Asimismo, el grupo de construcción y servicios someterá a la ratificación de sus socios la retribución de su primer ejecutivo. Según indica en la convocatoria de junta, el presidente, Manuel Manrique, percibió un total de 2,37 millones de euros, de los que 974.400 euros correspondieron a la remuneración variable.

Sacyr cerró 2012 con una pérdida neta de 977,5 millones de euros en 2012 por el ajuste realizado en su inversión en Repsol y el saneamiento de otros activos inmobiliarios y de concesiones. No obstante, este importe supone reducir en un 39% los números rojos de un año antes.

La compañía celebrará así su primera junta tras los cambios registrados en su accionariado, con la salida de Juan Abelló y la dilución de la participación de las antiguas cajas de ahorros.

En cuanto a la participación del 9,5% que tiene en Repsol, la compañía descarta realizar "movimientos", al menos hasta 2015, fecha en la que vence el préstamo que tiene asociado a esta inversión.

Por el momento, el grupo celebrará su asamblea en tanto sigue inmerso en su estrategia de realizar un "estricto control" de su endeudamiento (8.619 millones de euros a cierre de marzo), con el fin de mantener una "evolución y tendencia a la reducción progresiva en todas la áreas de negocio".

Europa Press Comunicados Empresas