Sanahuja negocia dejar el 50% de Metrovacesa a los bancos antes de diciembre por no poder pagar deuda

Actualizado 07/11/2008 12:16:17 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La familia Sanahuja, primer accionista de Metrovacesa con el 80,62% de su capital social, cederá a sus bancos acciones de la inmobiliaria que podrían superar el 50% del capital, además de un conjunto de activos, ante la imposibilidad de hacer frente a la deuda de unos 4.000 millones de euros que contrajo para comprar la empresa.

El porcentaje de Metrovacesa con que finalmente se queden los bancos vendrá determinado por el precio de referencia que se fije para el intercambio de acciones por deuda y por el mayor o menor número de activos que finalmente se cedan a las entidades financieras.

Los Sanahuja y los bancos negocian actualmente sobre estos dos puntos con el fin de cerrarlos dentro del plazo dado por los bancos, que concluye el próximo día 30 de noviembre, según indicaron en fuentes cercanas a la familia.

La propuesta realizada por las entidades financieras no es vinculante y está sujeta al cumplimiento de determinadas condiciones antes de dicha fecha. No obstante, ambas partes confían en que se sumen a la misma el mayor número de entidades acreedoras de los Sanahuja, según se indica en la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los Sanahuja negocian con sus bancos desde hace meses la deuda de unos 4.000 millones que contrajeron para hacerse con el control de Metrovacesa. La financiación está repartida en distintos créditos liderados por Banesto, 'La Caixa' y HSBC, según las mismas fuentes.

IGUAL CAMINO QUE COLONIAL.

De esta forma, Metrovacesa seguirá un camino similar al ya realizado en la primera mitad del año por Colonial, otra de las grandes inmobiliarias cotizadas españolas. En este caso, el ex primer accionista Luis Portillo tuvo que ceder a un grupo de bancos alrededor del 24% de la empresa.

Los Sanahuja contrataron financiación para lograr el control de Metrovacesa mediante una 'guerra de OPAs' librada contra el ex presidente y primer accionista de la inmobiliaria Joaquín Rivero en 2006 que derivó, ya en 2007, en un acuerdo para segregar la empresa. Los promotores catalanes se quedaron con los negocios en España, la marca Metrovacesa y un conjunto de edificios de Francia, en tanto que Rivero se hizo con la filial francesa.

Según los últimos datos publicados, del pasado mes de junio, Metrovacesa cuenta con activos valorados de 12.888 millones de euros, fundamentalmente de patrimonio y está inmersa en un plan estratégico para reducir al 10% su actividad de promoción inmobiliaria.

No obstante, Metrovacesa también está actualmente inmersa en la renegociación de su deuda, fundamentalmente del préstamo de 810 millones de libras (1.015 millones de euros) que el HSBC le concedió el pasado año para que comprara torre sede del banco en Londres y que vence el próximo 27 de noviembre. La inmobiliaria ya ha logrado una ampliación del calendario de pagos de otra de sus últimas adquisiciones, el complejo londinense de oficinas Walbrook Square.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies