Sólo el 18% de las empresas españolas emprende acciones legales contra sus morosos

Actualizado 14/11/2007 16:00:37 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Sólo el 18% de las empresas españolas se deciden a emprender acciones legales contra sus morosos, según revela un estudio elaborado por Intrum Justitia, multinacional europea especializada en el tratamiento y gestión de cuentas a cobrar.

Los datos reflejan también que las empresas españolas tardan mucho tiempo en requerir el pago a sus deudores después de la fecha de vencimiento, lo que indica que muchas aún "tienen miedo" de enemistarse con sus clientes.

Además, sólo el 23% de las compañías aplican intereses en los pagos para prevenir esta situación de no retribución de sus servicios, según precisa el estudio, realizado entre alrededor de un millar de empresas españolas.

Intrum Justitia asegura que las empresas con menor riesgo de sufrir problemas financieros por impagos son aquellas que dedican sus esfuerzos laborales a poner en marcha medidas preventivas, tales como informes de solvencia de los clientes o plazos de pago flexibles, así como aquellas que envían un primer requerimiento inmediatamente después de la fecha de vencimiento de pago o contratan los servicios de empresas especializadas en gestión de cuentas a cobrar.

370 MILLONES DE HORAS INVERTIDAS EN GESTIÓN DE COBRO.

Las empresas españolas invierten al año más de 370 millones de horas laborales a actividades de gestión de crédito, tales como requerimientos de pago y cobros de retrasos o facturas impagadas.

El estudio explica que el coste laboral sólo incluye aquellas tareas directamente relacionadas con la contabilidad de la empresa --elaboración de informes de solvencia, requerimientos de pago, procesos legales o informes internos--.

Así, si se contabilizaran las horas que emplean en funciones de apoyo otros departamentos como Recursos Humanos o Tecnología, la cifra total de horas invertidas se vería incrementada "notablemente".

Las empresas con menos de una veintena de empleados dedican un promedio de 425 horas al año a solventar sus problemas de impagados y retrasos, mientras que las que disponen de más de cincuenta personas en plantilla necesitan emplear cuatro veces más tiempo.

En todo caso, el estudio recordó que las compañías grandes se benefician de los efectos positivos de las economías de escala y, por tanto, suelen ser menos vulnerables a los costes laborales derivados de la gestión de crédito, "soportando mejor" las consecuencias negativas de los retrasos.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies