Telefónica suspende su demanda contra Argentina y anuncia nuevas inversiones por 280 millones

Actualizado 15/02/2006 18:21:03 CET

Moratinos y Kirchner asistieron a la firma de la carta de entendimiento, que no prevé un plazo para la revisión de tarifas

BUENOS AIRES, 15 Feb. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Carolina Jiménez) -

La compañía Telefónica y el Gobierno argentino firmaron hoy una 'carta de intenciones' por la cual la empresa se compromete a suspender la demanda internacional presentada por la congelación de tarifas telefónicas del año 2002, compromete inversiones por 1.000 millones de pesos (280 millones de euros) a lo largo de 2006, y pacta con el Ejecutivo de Buenos Aires un nuevo marco para su actividad que otorgará a la empresa más seguridad jurídica.

El acuerdo se firmó ceremoniosamente en la Casa Rosada, sede de la Presidencia argentina, en presencia del jefe de Estado, Nestor Kirchner, y cinco ministros argentinos, los de Exteriores, Jorge Taiana; Planificación, Julio de Vido; Economía, Felisa Miceli; Interior, Aníbal Fernández, y el jefe del Gabinete Alberto Fernández.

Asistieron además el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español, Miguel Angel Moratinos, y una nutrida representación de funcionarios, diplomáticos y representantes de la empresa. En el acto estuvieron también los embajadores de España en Argentina y argentino en España, Carmelo Angulo y Carlos Bettini, respectivamente.

El ministro de Planificación, Julio de Vido, destacó durante la ceremonia que el acuerdo con Telefónica, que se ha negociado durante dos años y medio, será "un punto de inflexión" que pone al Gobierno "en la recta final" para renegociar los contratos con todas las empresas privatizadas. Destacó, además, que prevé un nuevo marco que "apunta a generalizar el servicio público en toda la sociedad" y que "no busca sólo expandir la empresa a través de una política tarifaria". Fuentes gubernamentales argentinas destacaron que en la 'Carta' no está previsto un plazo para la revisión del esquema de tarifas de Telefónica.

No obstante, el documento tiene aún muchos detalles por negociar, antes de alcanzar un acuerdo definitivo. Telefónica, por su parte, suspende la demanda contra el Estado argentino, que asciende a 2.800 millones de dólares --la mayor demanda presentada ante el Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversiones (CIADI)-- por las pérdidas provocadas por la congelación de tarifas de los servicios públicos en el año 2002.

Según explicaron fuentes de la compañía, el nuevo proceso comenzará con la celebración de una audiencia pública por parte de la Unidad de Renegociación y Análisis de los Contratos de Servicios Públicos (Uniren), y al cabo de 30 días se hará efectiva la suspensión de la demanda, durante un plazo de 210 días. En ese periodo la empresa y el Gobierno argentino deberán alcanzar un acuerdo definitivo.

De este modo, la empresa no renuncia a la vía judicial, ni a reclamar la revisión de las tarifas, pero abre un nuevo plazo de negociación. El acuerdo final está pendiente de la negociación de las medidas de emergencia adoptadas en 2002 en plena crisis económica, pero también de la nueva ley de telecomunicaciones argentina, que deberá regular los derechos de los consumidores y promover la inversión privada.

Con la 'Carta de Entendimiento' firmada hoy, el Grupo Telefónica Argentina pretende mostrar su "compromiso con el país", según su presidente, Mario Vázquez, que firmó el documento junto al presidente de Uniren, Jorge Simenon, y luego fue refrendado por De Vido.

Vázquez recordó que el presidente de Telefónica, César Alierta, anunció hace dos años inversiones por 2.000 millones de pesos (unos 560 millones de euros) en cuatro años, y destacó que la compañía ha decidido acelerar las inversiones y destinar este año 1.000 millones de pesos (280 millones de euros), sobre todo a la mejora de las redes de telefonía fija y móvil y a la banda ancha.

Telefónica, recalcó, lleva 15 años en Argentina --fue el "primer hijo importante fuera de España" de la operadora, dijo-- y en ese periodo ha logrado 13 millones de clientes, ha invertido más de 10.000 millones de dólares y tiene una plantilla de 26.000 personas. Ahora, su objetivo más inmediato es alcanzar en 2008 la cifra del millón de clientes de sus servicios ADSL, lo que supondría más que triplicar los 300.000 actuales.

Subrayó además que la empresa ha mostrado compromiso con la economía local, hasta el punto de que las compras de Telefónica supusieron el año pasado casi un 1% del PIB argentino, y de ellas un 80% se hicieron a proveedores locales, la mayoría de ellas pymes. Vázquez hizo hincapié en que Telefónica no abandonó Argentina en los tiempos de la crisis, y ha sido la primera empresa en emitir deuda después.

Por su parte, De Vido, que viajó el pasado julio a España para impulsar las conversaciones, calificó de "dura y difícil" la negociación con Telefónica durante dos años y medio, y admitió que en los últimos meses surgieron "problemas" a cuya solución contribuyó el embajador argentino en España.

Aseguró además que el pacto es un "punto de inflexión" que acelerará la resolución de las disputas con otras empresas, y enumeró una larga lista de acuerdos que están pasando ya por la Administración, la procuraduría y las Cámaras Legislativas.

El ministro de Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, que se reunió hoy por la mañana con empresarios españoles en Argentina, asistió a la firma de la 'Carta de Entendimiento', ya que se firmó poco después de que Kirchner le recibiera en la Casa Rosada, pero fuentes diplomáticas insisten en que el Gobierno español no es parte de las negociaciones entre las empresas y el Ejecutivo de Buenos Aires.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies