La textil Dogi rebaja los sueldos de 70 trabajadores

Actualizado 28/03/2010 14:27:42 CET

Dirección y sindicatos preacuerdan un ERE temporal que afecta a toda la plantilla en España

BARCELONA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La textil catalana Dogi ha rebajado un 20% de media el sueldo de 70 trabajadores fuera de convenio que aceptaron este recorte y ahondar así en la reducción de costes que exigía el plan de viabilidad que la dirección emprendió el pasado verano, tras declararse en concurso voluntario de acreedores con un pasivo de 42 millones de euros.

Este grupo de empleados, entre los que figuran directivos, técnicos o mandos intermedios, accedió al recorte, después de que a finales de octubre la textil ejecutara, con el visto bueno del juez, un expediente de extinción de personal de estructura, un total de 74 despidos.

Fuentes sindicales explicaron a Europa Press que, dada la situación, el personal que estaba muy por encima del convenio asumió a finales de año este recorte, ya que uno de los ejes del plan de supervivencia de la empresa pasaba por mejorar la eficiencia y reducir los gastos generales.

En paralelo, plantilla y dirección preacordaron esta semana un nuevo ERE temporal de 50 días que afectará a toda la plantilla en España, un total de 238 empleados. Según la textil, este expediente permitirá el tránsito de la situación actual de debilidad de la demanda a una recuperación en ventas prevista para el segundo semestre del año.

Para ello, la compañía considera clave salir de la situación de concurso, que prevé que suceda durante el mes de abril, para lograr recuperar la confianza de los principales clientes y aprovechar el tirón de colecciones desarrolladas a partir de la nueva orientación estratégica.

BENEFICIOS EN TAILANDIA

En el informe remitido esta semana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la textil corroboró que, pese a los malos resultados, Penn-Asia Tailandia consiguió ser la excepción y fue la única empresa del grupo que saldó 2009 con beneficios.

La previsión es mantener esta línea en 2010, aunque se prevé un encarecimiento de algunos suministros, especialmente de los costes energéticos.

En Sri Lanka, Dogi ha reducido su actividad para reorganizarse para lograr cerrar en los últimos meses de este año cerrar con beneficios, mientras que Dogi China ha seguido un proceso de reestructuración similar al de España, y ahora cuenta con la cartera de pedidos más potente del grupo.

La textil catalana Dogi redujo sus pérdidas un 59,8% en 2009, hasta los 39,26 millones de euros, frente a los 59,2 millones de números rojos obtenidos en el ejercicio anterior.

La facturación del grupo, con sede en El Masnou (Barcelona) y que preside de Josep Domènech, sufrió una importante caída, situándose el pasado año en los 65,6 millones de euros, frente los 117 millones de 2008.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies