La CE lanza una Carta de la Energía para reforzar los derechos de los consumidores

Actualizado 05/07/2007 18:34:46 CET

BRUSELAS, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea lanzó hoy un proyecto de Carta de la Energía cuyo objetivo es dar a conocer y reforzar los derechos de los consumidores frente a la liberalización del mercado del gas y la electricidad, que en la mayoría de Estados miembros de la UE concluyó el pasado 1 de julio.

El texto no crea nuevos derechos sino que se limita a reunir en un solo documento todos los que ya reconoce la legislación comunitaria en materia de conexión, libertad de cambiar de proveedor, contratos, información, precios, medidas sociales, resolución de conflictos y prácticas comerciales desleales.

Durante los próximos meses se someterá a consulta pública para que los reguladores nacionales, las organizaciones de consumidores y la industria del gas y la electricidad hagan llegar sus observaciones. Con el resultado, el Ejecutivo comunitario redactará el documento final, que todas las partes firmarán en una ceremonia en diciembre de este año.

Bruselas considera que la Carta Europea de Derechos de los Consumidores de Energía ayudará a los usuarios a elegir "con conocimiento de causa" a su suministrador. "Además de la garantía de un suministro de energía sostenible, los consumidores esperan que la UE trabaje para proteger sus derechos a medida que se van abriendo los mercados de energía para ofrecer más opciones a los usuarios", señaló el comisario de Energía, Andris Piebalgs.

Por su parte, la responsable de Protección de los Consumidores, Meglena Kuneva, indicó que la apertura del mercado constituye a la vez "un desafío y una oportunidad" para los clientes. A su juicio, el objetivo final de la liberalización sólo se habrá alcanzado cuando se cree un mercado "transparente y eficaz" en el que los derechos de los consumidores "estén plenamente garantizados" y en el que "los usuarios informados utilicen sus conocimientos para aprovechar las ofertas existentes".

La Carta se basa en cuatro principios: protección más eficaz de los ciudadanos vulnerables, más información a los consumidores, menos burocracia para cambiar de suministrador y defensa frente a las prácticas de venta abusivas.

En su borrador, el documento recoge en primer lugar el derecho a recibir, a cambio del pago, el suministro de gas y electricidad a niveles regulares y previsibles. También incluye el derecho a cambiar de proveedor sin coste alguno, y los elementos mínimos que deben aparecer en todos los contratos con una empresa de energía.

Otro apartado se refiere a las exigencias de información hacia sus clientes a las que están obligados los operadores sobre el suministro de energía, las condiciones del contrato, los precios y tarifas, las medidas de eficiencia energética, y el origen y el método de producción de la electricidad.

En cuanto a los precios, la Carta señalará que la energía debe ofrecerse a tarifas razonables, fácilmente comparables y transparentes. Se destacará la obligación de proporcionar a los ciudadanos con menos recursos unos niveles mínimos de electricidad para evitar la 'indigencia energética', y se recordará el derecho de los usuarios a procedimientos sencillos y poco onerosos para tramitar sus declaraciones en caso de conflicto, así como la prohibición de prácticas comerciales desleales.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies