El Gobierno estudia congelar las tarifas eléctricas durante el segundo trimestre

Actualizado 23/03/2008 18:28:21 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tiene previsto congelar las tarifas eléctricas en el segundo trimestre del año, después de aplicar para el primero una subida del 3,3% tanto para los consumidores domésticos como para los industriales, indicaron fuentes del sector a Europa Press.

La revisión trimestral, cuya aplicación entraría en vigor el 1 de abril en caso de producirse, coincide con un momento de transición, marcado por las recientes elecciones generales y la constitución de un nuevo Gobierno.

Para revisar el precio de la luz, el Ministerio de Industria remite una propuesta a la Comisión Nacional de Energía (CNE) y publica una orden ministerial tras escuchar la valoración del regulador.

Fuentes de Industria, que se negaron a confirmar si finalmente se optará por congelar las tarifas, recuerdan que el Gobierno no tiene la obligación de someterlas a revisión de forma trimestral, salvo a comienzos de año.

Industria no ha remitido por el momento ninguna propuesta a la CNE, cuyo consejo de administración sólo tiene programada una reunión antes de abril, y los distintos agentes del sector tampoco han sido convocados al Consejo Consultivo de la Electricidad pertinente.

A partir del 1 de julio, será el propio organismo presidido por María Teresa Costa el encargado de elaborar la propuesta de revisión de tarifas y de enviarla a Industria, que tomará la decisión final.

Desde las empresas del sector se insiste en la conveniencia de aplicar subidas de la luz para aliviar el déficit de tarifa, esto es, la diferencia entre el coste reconocido de la electricidad y los ingresos de las actividades reguladas.

SUBIDAS E INFLACIÓN.

Pese a reconocer la necesidad de acabar con este desajuste, el Gobierno se había comprometido durante el pasado ejercicio a aplicar subidas de la tarifa por debajo de la inflación, como así hizo al ordenar para el primer trimestre un incremento del 3,3% para los consumidores domésticos, por debajo del 4,2% de subida del IPC de 2007. Durante el pasado año sólo se aplicaron subidas el 1 de enero.

En el caso de los hogares --tarifa 2.0.x, que afecta a unos 20 millones de usuarios--, la luz subió en 2007 un 2,98%, mientras que en 2006 lo hizo un 5,28%. En 2005 el incremento fue del 1,74%, frente al 1,48% de 2004 y el 1,5% de 2003. Sólo en 2006 el incremento de la tarifa superó al del IPC.

En cuanto a los consumidores industriales, el precio por la electricidad creció más deprisa que la inflación en los últimos años. Las subidas para este colectivo en el conjunto de 2007 fueron del 7,37%, frente al 10,89% de 2006, el 1,73% de 2005, el 1,68% de 2004 y el 2,09% de 2003.

AGUJERO TARIFARIO.

El nuevo ministro de Industria deberá afrontar como uno de los principales problemas del sector energético en España la desaparición del déficit tarifario, lo que pasa por trasladar al sistema los costes reales de generación de electricidad.

Está previsto que a partir de julio de este año se ahonde en el proceso de liberalización del sector y se limite el precio regulado a la llamada tarifa de último recurso. No obstante, esta tarifa seguirá marcando el importe de la factura de los consumidores domésticos y de las pequeñas y medianas empresas.

Las presiones para acabar con el sistema de precios regulados, que también se aplica en países como Francia, también llegan desde la Unión Europea. El pasado Consejo Europeo, celebrado hace diez días, incluyó una solicitud a España para que suprima las tarifas e impulse las interconexiones eléctricas.

Para acabar con el déficit de tarifa, el Gobierno ha adoptado varias medidas, entre ellas la celebración de subastas de déficit 'ex ante', de contratos bilaterales y de subastas de energía primaria, así como la detracción de derechos de emisión de CO2. La subida de los precios de la luz es otras de las herramientas a su alcance para acabar con el desajuste.

Ante la previsión de que este año se encarezcan la producción de energía y la tonelada de CO2, el déficit de 2008 podría alcanzar los 3.450 millones, tras el descuento de 1.300 millones en derechos de emisión.

Si se incluyen las partidas pendientes de liquidar desde 2000 y se excluye la detracción de los derechos de emisión de las cuentas de las eléctricas, el déficit acumulado podría alcanzar a comienzos de 2009 los 14.286 millones.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies