Iberdrola dice que el sector eléctrico será clave para la lucha contra el cambio climático

Actualizado 04/12/2009 13:53:19 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Iberdrola Ingeniería y Construcción y asesor del presidente de Iberdrola para Asuntos Internacionales, Ramón de Miguel, aseguró hoy que el sector eléctrico desempeña un papel "clave" en el diseño de un nuevo modelo para luchar contra el cambio climático.

Durante una conferencia en Copenhague sobre los retos y oportunidades del cambio climático, previa a la Cumbre de Naciones Unidas de la próxima semana, Ramón de Miguel señaló que la acción coordinada de los gobiernos es "fundamental" para poder restringir el aumento global de las temperaturas en el planeta.

"El sector energético debe evolucionar hacia un modelo sostenible, en el que las energías limpias jugarán un papel esencial. Es necesario un marco regulatorio estable para consolidar este cambio, que tendrá importantes beneficios económicos", indicó.

El presidente de Iberdrola recordó las previsiones de la Agencia Internacional de Energía (AIE), que calcula que el sector eléctrico deberá contribuir con el 70% de la reducción global de CO2 en 2030, a través de una disminución de la demanda, de un aumento de la producción renovable, nuclear y de la tecnología de captura de CO2.

"La generación eléctrica se ha convertido en la vía más eficiente para transformar la energía primaria y ya existe una amplia variedad disponible de tecnologías no emisoras, como la eólica, solar, hidroeléctrica o nuclear", afirmó. "Una mayor presencia de la electricidad en el 'mix' energético podría convertirse en uno de los pilares del cambio de modelo", añadió.

Ramón de Miguel destacó el compromiso de Iberdrola ante la Cumbre de Copenhague, que consiste en situar sus emisiones de CO2 por kilovatio hora (kWh) al menos un 20% por debajo de las del sector eléctrico europeo en el año 2020.

Junto a esto, señaló que la empresa basará sus inversiones futuras en la promoción de las energías no emisoras de gases de efecto invernadero. La compañía ha sentado las bases para culminar con éxito este reto, ya que lidera el mercado eólico mundial y cuenta con una cartera de proyectos de 57.400 MW.

Además, desarrolla plantas hidroeléctricas por 3.000 MW, participa en el programa de construcción de nuevas centrales nucleares en Reino Unido y aspira a convertirse en un referente mundial en la tecnología de almacenamiento y captura de CO2 en centrales térmicas.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies