Los ganaderos dicen que eliminar el certificado veterinario no afecta a la salud humana ni animal

Actualizado 04/10/2007 22:25:41 CET

Advierten de que es un mero trámite administrativo que acarrea un coste anual de 60 millones de euros a los ganaderos

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones agrarias y ganaderas Asaja, COAG y UPA aseveraron hoy que eliminar el certificado veterinario no afecta a la salud humana ni animal, ya que se trata de un mero trámite administrativo innecesario que acarrea un coste anual de 60 millones de euros a los ganaderos.

Responsables de estas organizaciones apoyaron el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de suprimir el certificado instaurado por el Ejecutivo del PP y alegaron, en declaraciones a Europa Press, que ya no hace falta al haberse superado la crisis de las 'vacas locas'.

Los ganaderos arremetieron contra las declaraciones del presidente del Consejo General de Veterinarios de España, Juan José Badiola, para quien eliminar dicho certificado "reduce las garantias de seguridad alimentaria del consumidor", y tacharon su postura de "alarmista y corporativista".

El secretario general de COAG, Miguel Lopez, advirtió de que la mayoría de las veces, este certificado no se sustenta en análisis sino en la declaración del ganadero. "En la mayor parte de los casos, el veterinario no acude a la explotación para emitirlo", denunció.

Además, insistió en que los animales son sometidos a pruebas para descartar la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) en la explotación y se certifica su buen estado en el matadero, además de practicarse la retirada de los Materiales Específicos de Riesgo (MER) respecto a dicha enfermedad.

Desde Asaja, su presidente Pedro Barato argumentó que el certificado es innecesario porque se importa carne de otros países europeos en los que no se exige, y expresó su indignación por las declaraciones de Badiola, al que acusó de "experto en crear alarmas infundadas para salir en el telediario".

"Los ganaderos españoles estamos dispuestos a seguir colaborando con la administración española y lo que más nos interesa es que los consumidores epañoles se sientan seguros porque lo que producimos es de una maxima calidad", recalcó.

El responsable de Ganadería de UPA, Román Santalla, expresó su extrañeza por la reacción del presidente de los veterinarios quien, a su parecer, "está demostrando un rigor económico más que técnico y científico, que es lo que se espera de él", por lo que pidió su dimisión.

En el mismo sentido, el presidente de CCAE, José Joaquín Pérez de Obanos, rechazó "posturas colegiadas" en un momento especialmente delicado para la ganadería ante la subida de precio de los cereales, e inistió en que los productores españoles "crean sus reses con rigor y garantizan la seguridad animal".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies