Productores de ibérico extremeños recortan su producción hasta un 50% para forzar un alza de precios

Actualizado 24/04/2008 19:59:47 CET

Los ganaderos aseguran que están perdiendo alrededor de medio millón de euros diarios

MÉRIDA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Productores de Cerdo Ibérico de Extremadura ha puesto en marcha un plan de choque para "luchar contra la situación de crisis que vive el sector", y que recoge un recorte de hasta el 50 por ciento en la producción que realizan.

Esta es una de las medidas principales del Plan de Choque que la asociación ha puesto en marcha contra esta "crisis" que, según asegura el colectivo en nota de prensa, "está provocando el cierre de un buen número de explotaciones ganaderas y pérdidas económicas de alrededor de medio millón de euros diarios".

En concreto, se ha decidido recortar la producción porque "en estos momentos, los ganaderos no tienen ninguna garantía sobre el precio de venta de su producción, con lo que llegan a soportar pérdidas de entre 30 a 40 euros por cada lechón y de 80 a 100 en el caso de los cebones".

Por eso y para paliar el efecto de esta situación, la Asociación de Productores de Extremadura va a recortar la producción hasta en un 50 por ciento en el caso de algunas explotaciones, "de tal manera que sólo se comercialicen aquellos productos que cuenten con un contrato que garantice el precio de venta nunca por debajo del de producción".

También en el marco de esta medida la asociación comenzará a retirar tostones la próxima semana, para su posterior comercialización "cuando el mercado ofrezca precios y condiciones más adecuados para evitar los bajos precios a los que se están vendiendo en estos momentos, de entre 5 y 6 euros".

Lamentan que en muchos casos esos tostones "se desvíen de forma irregular a otros cebaderos, incrementando la oferta de animales a futuro". Así, la asociación, que comercializará bajo la marca propia Ibérico Extremadura, correrá con los costes de transporte, matadero y frío.

ACUERDOS CON INDUSTRIAS DE TRANSFORMACIÓN.

Además, el plan de choque establece la firma de acuerdos con industrias de transformación para sacrificar y "colgar" cebones y cochinas. "La asociación pretende pignorar los jamones y paletas y se compromete a comercializar todo el producto", señala.

Con estas primeras medidas, la Asociación de Productores de Cerdo Ibérico de Extremadura da "un paso decisivo en la búsqueda de soluciones ante la grave situación que atraviesa el sector en estos momentos".

Calcula la asociación que los ganaderos están perdiendo alrededor de medio millón de euros diarios "como consecuencia del fraude, la caída de márgenes y el aumento desproporcionado de la producción". Para este año, las pérdidas se calculan en 180 millones de euros, además del cierre de explotaciones tradicionales y el peligro que corre el empleo de 10.000 familias.

PROBLEMAS EXISTENTES.

Así, la asociación lamenta la falta de datos oficiales respecto a este sector, ya que "no existe ninguna información oficial sobre censos, producciones y sacrificios, lo que impide tomar decisiones estratégicas sobre la reducción o el aumento de las producciones o los precios de venta".

Añade que existe un porcentaje "muy elevado" de productos de cerdo ibérico que llegan al consumidor con falsas denominaciones en el etiquetado y sin cumplir las exigencias de la Norma de Calidad para los derivados del ibérico, como jamón, paleta lomo y carne fresca, fundamentalmente.

En concreto, las exigencias que se incumplen son relativas a la raza de los animales, el sacrificado de animales que cumplen el peso o la edad, la alimentación con subproductos de baja calidad, en lugar de cereales, la falsificación de animales y elaborados de bellota, o el cebo de los animales en naves intensivas, sin respetar los sistemas tradicionales de crianza que confieren al ibérico su calidad excepcional.

Alerta además de la existencia de "pacto de precios", de tal forma que, según explica la asociación, existen en Extremadura unos 10.000 ganaderos con un tamaño medio de explotación de 30 a 40 reproductoras, "pero tan sólo unos cuantos compradores podrían estar pactando precios de compra ante la indefensión de los productores".

También aluden a los "márgenes abusivos", ya que según explican, los ganaderos pierden entre un 30 y un 80 por ciento del precio de producción en función de la categoría de los animales. Desde mayo de 2007, estas pérdidas suponen medio millón de euros diario. La caída de los precios de compra, sin embargo, no se ha trasladado al consumidor.

Finalmente, avanzan que el próximo día 14 de mayo, la asociación celebrará una "multitudinaria" Asamblea en el pabellón Banesto, de Zafra, a las 18.00 horas, en la que se debatirán los próximos pasos a seguir por parte de los ganaderos.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies