Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 22/02/2013

Economía

Gobierno vasco afirma que no se puede exigir a Eroski y Fagor que devuelvan el importe de las subordinadas

Investigará caso por caso si hubo falta de información por parte de las cajas y bancos comercializadores

   VITORIA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón, se ha mostrado convencido de que no se puede exigir a Eroski y Fagor que devuelvan el nominal de lo invertido por los afectados por las aportaciones subordinadas, ya que las condiciones de las emisiones "fueron claras" y establecían que "no vencían ni podía exigirse, salvo voluntad de las emisoras, hasta que ellas procedieran a su liquidación".

   Darpón ha realizado estas declaraciones durante el pleno de control que se celebra en el Parlamento vasco, en respuesta a una pregunta formulada por el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, sobre las aportaciones subordinadas de Eroski y Fagor.

   Los afectados por estos productos financieros han denunciado su "comercialización irregular" y ha afirmado que su riesgo recuerda a las participaciones preferentes. Según critican, se les vendió el producto "sin ofrecer toda la información" y como "un deposito seguro y de disponibilidad inmediata" cuando son de carácter perpetuo.

   El responsable de Consumo del Gobierno vasco se ha mostrado convencido de que no se puede exigir a Eroski y Fagor que devuelvan el nominal de lo invertido a los denominados ahorradores, ya que las condiciones de las emisiones "fueron claras" porque "no vencían ni podía exigirse salvo voluntad de las emisoras, hasta que ellas procedieran a su liquidación".

   Además, ha insistido en que las aportaciones financieras subordinadas (AFS) que entre 2002 y 2007 emitieron Eroski y Fagor para obtener financiación, son un producto distinto de las preferentes.

   En el caso de los bancos y cajas comercializadores, cree que será necesario estudiar caso por caso "si ha existido información no veraz o falta de ella", y, en caso de ser, así se les podría exigir responsabilidades. "No dude que se exigirán", ha insistido.

   Darpón ha explicado que tras conocer las quejas y consultas registradas en el Instituto vasco de Consumo-Kontsumobide, en las oficinas municipales de atención al consumidor y en las asociaciones de consumidores, el nuevo Gobierno vasco inició la tarea de recabar la información necesaria para dar una respuesta a los afectados.

RECLAMACIONES NO REGISTRADAS

   En concreto, ha informado de que la mayoría de las reclamaciones conocidas solo habían sido publicadas en los medios de comunicación y no estaban registradas en los cauces oficiales, por lo que el Ejecutivo decidió recoger la información necesaria para "conocer si se habían producido vulneraciones de los derechos de los consumidores o incluso fraudes".

   Según ha confirmado, la emisión de las aportaciones financieras fueron realizadas por las cooperativas Eroski y Fagor, con la correspondiente verificación de la Comisión Nacional del Mercado Valores (CNMV) y que se comercializaron mediante la figura de banco director.

   En concreto, ha aclarado que se utiliza de forma equivocada su comparación con las aportaciones preferentes, ya que se trata de aportaciones financieras subordinadas. Además, ha precisado que por parte de Eroski, las emisiones públicas se hicieron en los años 2002, 2004 y 2007 y en el caso de Fagor en los años 2003, 2004 y 2006.

   Darpón ha explicado que el Gobierno vasco se encuentra en un proceso de recopilación de información por lo que cree "conveniente y necesario" esperar a que este proceso finalice en referencia a las iniciativas presentadas por parte de UPyD en el Parlamento vasco, que incluyen comparecencias de los afectados en sede parlamentaria.

Cargando el vídeo....
 

 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.