Economía.- Grupo Sonkyo acometerá una reestructuración de plantilla ante los "incumplimientos" de sus socios financieros

El Windspot
CEDIDA
Actualizado 18/05/2012 16:01:21 CET

El grupo advierte de que sin el cumplimiento de Caixanova y Banco Gallego de sus compromisos estaría "abocado al cierre"

SANTANDER, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La firma internacional con sede en Cantabria Sonkyo acometerá una reestructuración temporal de la plantilla ante los "incumplimientos" financieros de Caixanova y Banco Gallego que están llevando al grupo especializado en energías renovables a una "difícil" situación que, de no resolverse, "abocará al cierre" de una empresa que cuenta con 150 trabajadores, 90 de ellos en Cantabria.

"La financiación comprometida por Caixanova y Banco Gallego con Sonkyo sigue sin llegar y la situación en todo el grupo se ha vuelto insostenible", afirman desde la empresa que comercializa y distribuye el Windspot, un aerogenerador especializado en pequeña energía eólica.

La empresa ya se ha reunido con los trabajadores para explicarles la necesidad de realizar una reestructuración temporal de la plantilla, intentando evitar despidos en una primera etapa.

"Pero de no resolverse la situación, que pasa por el cumplimiento de los compromisos por parte de los bancos gallegos, esta empresa estaría abocada al cierre", advierten.

La empresa explica que entre los trabajadores "domina la preocupación", y que la plantilla ha manifestado su "confianza" en el proyecto, "mostrando una excelente disposición", pero también han mantenido encuentros en los que están barajando la posibilidad de emprender alguna acción de protesta contra Caixanova y Banco Gallego.

"Saben que su futuro va a depender de que estas entidades cumplan con el compromiso de financiación que aparecía en el pliego de condiciones del Plan Eólico", señala el Grupo, que recuerda que la situación no afecta sólo a Sonkyo Energy, sino a todo el Grupo Sonkyo, donde trabajan 150 personas, 90 de ellas en Cantabria, principalmente en las instalaciones del Grupo en el Polígono de Raos.

"Sus empleos dependen ahora de que estas entidades gallegas hagan lo que prometieron", insisten.

CERTIFICACIONES

La empresa contrasta esta situación el hecho de que "se siguen recibiendo buenas noticias en relación a los aerogeneradores de minieólica Windspot".

Así, informan de que el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), un Organismo Público de Investigación adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad,*acaba de enviar la certificación de potencia y durabilidad del aerogenerador Windspot de 3,5 Kw.

Durante seis meses, esta máquina ha sido testada en el campo de pruebas que este prestigioso organismo tiene en Soria y ha conseguido una Clasificación de Clase 1, que certifica que el aerogenerador está preparado para seguir produciendo en las condiciones más duras de viento.

Esta certificación hace al Windspot único en su categoría a nivel mundial y le abre las puertas de Inglaterra y EE. UU. que son los mercados más importantes en cuanto a minieólica se refiere, valoran desde Sonkyo.

CONCURSO EÓLICO

Recientemente el Grupo Sonkyo ha anunciado que solicitará al Gobierno de Cantabria la anulación de la licencia que concedieron, dentro del plan eólico, a la sociedad Cantabria Generación S.L., formada por Caixanova y Banco Gallego, ante el incumplimiento por parte de estos de los compromisos financieros que plasmaron en el pliego de condiciones.

En 2010, el anterior Gobierno cántabro resolvió el concurso eólico, dentro del cual asignó una zona (Campoo-Los Valles, al sur de la comunidad), al grupo bancario gallego, con la autorización de 215 megavatios.

El citado grupo acordó participar, junto a Sonkyo, la sociedad Sonkyo Energy, la división de renovables, que trabaja en el diseño, fabricación y distribución de aerogeneradores de pequeña potencia, con un marcado perfil tecnológico e internacional y que tiene como principal producto el Windspot, un innovador aerogenerador con un sistema patentando (el paso variable) que mejora su rendimiento.

Junto a la adjudicación, iban una serie de planes de implantación socioeconómico, condición necesaria establecida por los convocantes del concurso, y para el cual incluyó a Sonkyo Energy.

Este plan de implantación contemplaba la inversión de 29,6 millones de euros durante los primeros diez años de vida de la empresa Sonkyo Energy, un compromiso que ahora Sonkyo, el grupo al que pertenece Sonkyo Energy, denuncia que no se está cumpliendo.

Esto se traduce en "importantes perjuicios" y un "desequilibro" para el Grupo Sonkyo, que reivindica su "gran actividad de diseño, desarrollo y promoción de nuestros aerogeneradores con el ambicioso objetivo de establecer una red mundial de distribución".

La compañía con sede en Cantabria recuerda que en su día rechazaron otras ofertas de financiación atraídos por una "apariencia de apoyo decidido que ha fallado". "Llevamos muchos meses de negociaciones, pero desde Caixanova-Banco Gallego se han desvinculado del proyecto", añaden.

Por eso, el Grupo Sonkyo está preparando acciones judiciales con las que esperan conseguir un resarcimiento de los daños causados. La empresa sostiene que, de contar con la financiación suficiente, se podrían crear de 100 a 200 puestos de empleo directos y otros tantos indirectos en Cantabria en los próximos años.

La empresa recalca que "en menos de tres años Sonkyo Energy ha sido capaz de ponerse en los puestos de cabeza en la energía minieólica mundial". Su Windspot, reivindican, "es uno de los generadores más eficientes y rentables que existen".

Durante este período, han conseguido establecer distribuciones comerciales en más de 27 países. Hasta el momento han instalado más de 400 aerogeneradores por todo el mundo, fabricados en su planta del polígono de Raos (Cantabria). Esta labor se ha visto reconocida con el premio a la internacionalización en Cantabria por la revista Capital.

En Sonkyo insisten en que son una empresa industrial de base tecnológica, en la que la Investigación y el Desarrollo son su "motor".

Por ello mantienen colaboraciones de investigación con algunas de las Universidades más prestigiosas del mundo, como Penghu en Taiwán, John Brown en Estados Unidos, Masdar Institute en UEA, o la propia universidad de Cantabria.

Su tecnología exclusiva ha sido patentada a nivel internacional y trabajan en proyectos con multinacionales como Tatung, Ericsson o el reciente acuerdo con LG para dotar de aerogeneradores a centros de recarga de vehículos eléctricos en Corea.

En Sonkyo hacen hincapié en que "mientras otras empresas han cerrado o han visto reducida su actividad", ellos "han continuado creciendo y creando empleo en este contexto".

Además, recuerdan su compromiso con el entorno, que se traduce en iniciativas de educación ambiental, el apoyo a la investigación en la universidad y, más recientemente, la integración en su plantilla de los trabajadores de Papelera del Besaya.

Europa Press Comunicados Empresas