Uno de los trabajadores detenidos en Sevilla dice haber actuado en defensa propia

Actualizado 14/07/2006 19:13:01 CET

SEVILLA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Uno de los dos trabajadores de la extinta sociedad naval Izar detenidos a consecuencia del combate producido ayer ante el Ayuntamiento hispalense entre empleados de Izar y agentes de la Policía Nacional, José P.G., negó hoy la autoría de cualquier agresión a los funcionarios y aseguró que su actuación se dirigió a "evitar que me dieran más palos", advirtiendo al respecto que, en el tumulto, comenzó a moverse tras ser "agredido directamente".

En declaraciones a Europa Press, José P.G. negó que durante la mañana de ayer, en el altercado protagonizado por trabajadores de la planta sevillana de Izar y policías nacionales a la entrada del Ayuntamiento, agrediese a alguno de los agentes, pues "hubo un apretón de gente, una presión entre unos y otros" y, en cierto momento "fui agredido directamente", por lo que ciñó sus actos a la legítima defensa.

Según dijo, actuó en todo momento "para evitar que me dieran más palos de los que me dieron", señalando en todo momento que "no he agredido a nadie ni he atentado contra nadie", pues tanto él como su compañero Manuel G.R. fueron detenidos tras los hechos y, tras permanecer retenidos en la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, prestaron declaración ante el juzgado de guardia hasta quedar en libertad con cargos. Al respecto, concretó que a ambos se les acusa de atentado contra agentes de la autoridad y desorden público, mientras a Manuel G.R. se le acusa de ocasionar destrozos en cuatro motocicletas de la Policía Nacional.

"No he agredido a nadie, y eso lo han recogido los medios de comunicación", indicó una vez más este trabajador de Izar para agradecer después el "apoyo" social y de sus compañeros tras los altercados que ayer se saldaron con dos detenidos y 26 heridos, entre los que figuraron cinco personas con lesiones de gravedad, siendo 18 de los heridos agentes de la Policía Nacional.

LOS HECHOS

El enfrentamiento entre los trabajadores y los agentes del cuerpo policial comenzó en torno a las 11.45 horas de ayer, momento en el que, tras el blindaje que del Ayuntamiento realizaron los policías cerrando todas las entradas del mismo, los empleados de astilleros comenzaron a lanzar piedras, trozos de adoquines y cascotes contra los ventanales del Ayuntamiento y, según la Policía Nacional, también contra "los funcionarios del Cuerpo Nacional cuando atendían a uno de los manifestantes que había sido herido por sus propios compañeros de una pedrada en la cabeza".

Distinta es la versión de los trabajadores, que aseguraron que "fueron tratados como delincuentes y no como lo que son, trabajadores, cuando su única intención era entrar en el pleno para exigir que se cumpliera el acuerdo que los sindicatos y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) alcanzaron el 16 de diciembre de 2004 acerca de la venta conjunto de los astilleros excedentes de la reconversión del grupo naval Izar, actualmente Navantia.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies