Sarkozy cree que hay una "oportunidad" para superar el conflicto sindical

Actualizado 14/11/2007 16:37:12 CET

PARIS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, considera que hay una "oportunidad" para superar el conflicto que enfrenta a Gobierno y sindicatos por la reforma de los regímenes especiales de jubilación y ha pedido al ministro de Trabajo, Xavier Bertrand, enviar en las próximas horas una carta a las organizaciones sindicales proponiéndo un método de negociación, según anunció el portavoz del Elíseo, David Martinon.

Xavier Bertrand, que recibió en su despacho a lo largo de toda la mañana a los líderes de los cuatro principales sindicatos franceses, se dirigió luego al Palacio del Elíseo para informar a Sarkozy del curso de las conversaciones.

La puerta a una posible solución comenzó a abrirse ayer mismo tras la propuesta hecha por el secretario general de la principal organización sindical francesa, la Confederación General del Trabajo (CGT), Bernard Thibault, de llevar a cabo "rondas de negociación tripartita con las direcciones de las empresas y los respresentantes estatales sobre cada uno de los regímenes especiales", mientras que hasta la fecha exigía una "negociación global".

El secretario general de El Elíseo, Claude Guéant, por su parte, anunció en una entrevista en 'Le Monde' que el Ejecutivo había aceptado las negociaciones empresa por empresa, en las que el Estado estaría presente, y de felicitó de que el líder de la CGT haya hecho posible que la crisis pueda comenzar a resolverse desde el primer día de huelga.

La iniciativa del líder sindical llevó también al primer ministro, François Fillon, a encomendar anoche mismo al ministro de Trabajo reunirse cuanto antes con los sindicatos para poner fin a la huelga rápidamente. Hoy, tras su encuentro con el titular de Trabajo, el secretario nacional de la CFDT, Jean-Louis Malys, daba por hecho que se abrirían las negociaciones entre sindicatos y empresas con la presencia del Estado.

No obstante, el sindicato Fuerza Obrera no estaba en línea con el resto de las organizaciones y su secretario confederal, Bernard Devy, dijo ser contrario a la propuesta lanzada por la CGT. No obstante, admitió que el hecho de que el Gobierno esté dispuesto a negociar es un signo "favorable".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies